¡Sin Permiso!: Venta de agua industrial no cuenta con autorización sanitaria

2177
  • Jefa de la Autoridad Sanitaria de Aconcagua aseguró que se encuentran investigando el tema.-

Curiosidad, por decir lo menos, ha generado en nuestra ciudad la gran cantidad de camiones aljibes que entran y salen desde la planta de riles en el sector poniente de San Felipe. Vehículos en cuya parte trasera se lee ‘agua industrial’, y que como se indicó en su momento, es recurso que se vende a una faena minera.

Situación que ha generado la inquietud en la comunidad de San Felipe, sobre todo por la procedencia de esa agua. Sin ir más lejos, incluso ha generado que diputados y diputadas por nuestra zona pidieran a la autoridad respectiva que se investigue sobre todo la procedencia de estos recursos.

En este sentido, la jefe de la Autoridad Sanitaria de Aconcagua, Claudia Abarca, explicó que ellos como Seremi de Salud «en el fondo vemos todo lo que son residuos industriales, estamos al tanto de la situación, tenemos los antecedentes, y se han hecho las investigaciones. En el fondo todo se puede vender, pero tiene que cumplir las condiciones sanitarias para no provocar un mal mayor».

Siguiendo esa línea, Abarca detalló que «tenemos que procurar que estas aguas tengan las condiciones para riego o para lo que sea en que sean utilizadas, que el tratamiento sea el adecuado; está en revisión, lo que ellos tienen que hacer para continuar en esto, es tener la autorización sanitaria, la que actualmente no la tiene».

Es decir, que la empresa o entidad que comercializa esta ‘agua negra’ lo está haciendo de manera ilegal, ya que, como señaló Claudia Abarca, todo esto se está haciendo sin las autorizaciones respectivas.

«Como cualquier actividad que se hace en la zona, hay muchas actividades que no tienen autorización sanitaria, como venta de empanadas en la calle, hay muchas actividades que no están regularizadas, este es el caso», agregó.

Finalmente, Abarca sostuvo que la investigación que lleva a cabo actualmente el equipo de la Autoridad Sanitaria de Aconcagua, tiene como objetivo establecer si es que el agua que se vende cumple con los requisitos sanitarios establecidos por ley.

«Puede tener distintos fines, pero para el fin que ellos establezcan tiene que tener la autorización sanitaria, cantidad de bacterias en el agua, por ejemplo, hay varios detalles que hay que determinarlos. Estamos al tanto, estamos haciendo las investigaciones correspondientes, también por el volumen de agua que se vende».

Claudia Abarca, jefa de la Autoridad Sanitaria de Aconcagua.
Claudia Abarca, jefa de la Autoridad Sanitaria de Aconcagua.