Habla hijo de hombre asesinado y quemado en Tierras Blancas

2060

Víctor Oyarce, hijo de Andrés Oyarce Silva, cuidador de predio asesinado en Tierras Blancas, conversó con nuestro medio una vez  terminada la audiencia de formalización del presunto asesino de su padre, quien quedó en prisión preventiva y formalizado por robo con homicidio.

Le preguntamos qué nos podía comentar públicamente, señalando que ellos como familia «nos quedamos de cierta forma tranquilos porque de alguna u otra manera nos da la certeza de que en el caso que se confirme que esa persona sea la responsable, está donde debe estar» (prisión preventiva).

¿Qué saben ustedes de esto o qué pueden comentar públicamente, hay un conocimiento previo de tu padre con el victimario? ¿Qué se sabe de eso?

– Sí, justamente hay una interacción previa, él le habría ayudado a arreglar su bicicleta… Se conocían desde hace un tiempo, y ahí comenzaron un tipo de interacción entre ellos dos, algo así como una mistad; sin embargo, bueno conforme pasa el tiempo Andrés, mi papá, era mucho de comentar algunas situaciones que él tenía, exponer los problemas, entonces ahí se dio a conocer el hecho que iba a recibir una herencia, que es lo que ya está público, de más de 10 millones de pesos, y justamente la información llega a oídos en este caso del victimario, y de ahí queda conformar aún todo lo que hay entre medio de esa escena, lamentablemente que hay investigación detrás para poder haber llegado a esta prisión preventiva, aún faltan mucho más detalles que afinar.

¿Cómo se conocen?, porque él es ciudadano venezolano.

– Mira, él es venezolano, viajó, tengo entendido, por tierra. También tuvo carné argentino y finalmente llegó a Chile.

Explica que el tema de la herencia fue algo familiar que se repartió.

¿El tenía la plata en la casa?

– Justamente ese día jueves que él falleció, la plata la fue a retirar al Servi Estado de Los Andes, posterior a eso él (padre) se dirigió a su casa y supuestamente ahí comenzó a comunicarse con más persona, fueron dos… personas, pero como te digo todo este proceso entre que él llegó al banco, salió a su casa y ese periodo después en la tarde hasta las 8, aproximadamente, hasta que pasó el suceso, no hay claridad absoluta.

O sea lo único que se sabe es que al otro día lo encontraron asesinado.

– Justamente, un cuidador del predio de al lado necesitaba luz, se dirigió a la caseta donde habitaba Andrés, y primeramente le llama la atención que la puerta estaba abierta, la empuja y encuentra el cadáver.

¿Ustedes cómo están como familia con todo esto?

– Mal, bastante afectados la verdad, bien devastados, el cansancio mental que implica toda esta circunstancia que no se la merece nadie.

¿Piden justicia como familia?

– Justamente, justicia, realmente lo que queremos que haya una condena efectiva, es decir sin derecho a apelación, como se dice en buen chileno a un ‘perdonazo’, porque realmente una situación tan monstruosa como esta que se vivió en esta situación no tiene ningún tipo de perdón.

¿Cuál es el recuerdo de tu padre?

– Pucha, yo viví con él hasta los 15 años y la verdad teníamos nuestros encuentros, pero al fin y al cabo es mi padre, entonces le agradezco porque gracias a él estoy acá, hoy en día soy adulto.

¿Te llevabas bien con él?

– Teníamos una relación no tan cercana porque hubo muchas cosas ahí por detrás.

¿Conversaste antes con él?

– Mira, no manteníamos comunicación directa de todos los días, pero nos veíamos en algo puntual, ahí más que nada conversábamos.

Reflexión de todo esto.

– Agradezco a todas las personas que nos han dado apoyo, porque creo que ha sido una parte importante para poder saber conllevar todo el dolor, angustia, desesperación de la pérdida. Yo sé que era muy conocido de muchas personas y todas esas llegaron, compartieron en esos momentos gratos que tuvieron con él los mantengan vivos porque realmente yo siento que lo más importante es mantenerlo presente.

Andrés Oyarce Silva, asesinado en Curimón.
Andrés Oyarce Silva, asesinado en Curimón.