Damas de Lila: una labor altruista de Luz, Amor y Caridad, que cumple 25 años

1999
  • El conocido voluntariado sanfelipeño que asiste a los pacientes con cáncer, invita a la comunidad a acompañarlas a las 12:00 horas de hoy martes, en la Iglesia Andacollo.-

Este martes 23 de abril y con su tradicional misa para conmemorar el hito, el Voluntariado Luz, Amor y Caridad, o mejor conocido como las ‘Damas de Lila’, cumplirá 25 años asistiendo y acompañando a pacientes oncológicos del Valle del Aconcagua, labor que han realizado con mucha dedicación desde su creación en el año 1999.

Las Damas de Lila comenzaron a operar casi de la mano con la creación del Programa Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital San Camilo, como una ayuda externa para los enfermos de cáncer. Hoy en día, cumpliendo un cuarto de siglo, siguen más vigentes que nunca, realizando sus clásicas rifas año a año y ni siquiera siendo detenidas por una pandemia que duró más de lo esperado.

Desde el altruista voluntariado, que cuenta con más de 20 voluntarias, destacaron este nuevo aniversario repasando su historia, como, por ejemplo, cuando con su primera actividad lograron conseguir su primera silla de ruedas, de segunda mano. Esa historia de disposición al prójimo continúa 25 años después e invitan a celebrarla junto a la comunidad, hoy a las 12:00 horas en la Iglesia Andacollo de San Felipe.

Ivonne Soto, presidenta del Voluntariado Luz, Amor y Caridad, recordó un poco a la comunidad el gran trabajo que siguen desempeñando y de qué manera lo ven dentro de las Damas de Lila, además de mostrar orgullo por el tiempo que llevan al servicio del paciente. «Sí, 25 años, sería como ‘años de plata’ en este compromiso, 25 años de labor incesante y la pandemia no fue obstáculo para seguir atendiendo las necesidades del paciente oncológico. Todo voluntariado es importante, cumplen diferentes funciones, pero más que nada es ponerse a disposición del prójimo, tiempo de sus vidas, sin nada a cambio.

«Externamente el Voluntariado Luz, Amor y Caridad, Damas de Lila, está en colaboración con el Programa Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital San Camilo. De ello, recibimos a los pacientes oncológicos y les asistimos en sus domicilios. Ahí se inicia nuestra labor, atender a todos los requerimientos para su bienestar, facilitándoles diferentes tipos de insumos. Cabe destacar, que sin costo y lo más enriquecedor de ser parte de ellos, es que se establece una amistad y aunque siempre hay que hablar bajo el concepto de la humildad, pero cumplir 25 años no es menor, nos enorgullece y esperamos en Dios, que permanezca en el tiempo», reconoció a Diario El Trabajo.

En cuanto a los comienzos del voluntariado sanfelipeño y el balance que se realiza en todos estos años, Soto indicó que «nuestro voluntariado nace un día 23 de abril de 1999, lo ratifica nuestra Personalidad Jurídica y un poco de historia es que en el año 1997 se crea el Programa del Dolor bajo el alero de la Dra. Ximena Rossat Arriagada. Ella visualizó la necesidad de un apoyo externo a este programa y así, esta inquietud llegó a un grupo de amigas que acogieron está propuesta y aquí estamos, 25 años; día a día creciendo, mejorando y, sobretodo, enriqueciéndonos como personas.

«En cuanto al balance, positivo año a año, a través de actividades se fueron adquiriendo todos los elementos para el cumplimiento de este gran compromiso. No puedo dejar de relatar un poco de historia y es que las socias fundadoras, como una primera actividad fue la venta de empanadas de queso y con lo recaudado compraron una primera silla de ruedas de segunda mano. Ahora tenemos catres clínicos, sillas de ruedas, andadores, baños clínicos, colchón anti escaras y otros insumos de cuidado personal y suplementos alimenticios», estableció.

En esta línea, son varias las cosas que se destacan y que se sacan en limpio de este trabajo. «Destacar muchas cosas, el sentido de nuestro grupo de damas, rico en valores, grande en compromiso; ellas no miden hasta donde llegar para y con el paciente, y su entorno familiar. Muy orgullosa de mis compañeras, amigas del voluntariado y agregar que tenemos socios cooperadores, cantidad muy baja, pero todo suma y se agradece, la cual es de particulares y empresas, en aportes de premios para nuestra rifa. También, muy agradecidas de las familias cercanas al paciente oncológico, que a pesar del dolor que significa esta enfermedad, ellos piensan en los demás».

Finalmente, la presidenta de las Damas de Lila envió un mensaje a la comunidad, respecto al apoyo que siempre se necesita y la felicidad en su cumpleaños 25. «Necesitamos del apoyo de la comunidad sanfelipeña y de las comunas en nuestras actividades de recaudación de fondos. Tenemos en nuestro plan de actividades, ventas, colecta y rifa, y de las mencionadas, ver la posibilidad de extenderlas hacia las comunas. Dejar en lo comentado, que nuestra labor también se extiende a las comunas de Putaendo, Santa María, Panquehue y Curimón. Nuestra sede se encuentra ubicada en Regalado Hernández N°51, población San Felipe, nos reunimos cada 15 días, pero la labor hacia el paciente es de día a día.

«A la comunidad, que sean partícipes de estos 25 años de aniversario, es un orgullo estar vigentes después de tantos años, ello demuestra la gran labor institucional y social de año a año. Queremos transmitir a la comunidad que existen las buenas intenciones, que hay personas que nos necesitan de una u otra forma y que cada paso, cada palabra y cada acción de las Damas de Lila tiene como base la honestidad y la verdad. Que nos ayuden a seguir ayudando», concluyó.

Fieles voluntarias de las Damas de Lila.
Fieles voluntarias de las Damas de Lila.
Hoy cumplen 25 años en su labor de Luz, Amor y Caridad.
Hoy cumplen 25 años en su labor de Luz, Amor y Caridad.