Denuncian problemas de salud y muerte de animales en Catemu y Llay Llay

1911

Por el uso de plaguicidas y agroquímicos:

Una gran cantidad de denuncias de vecinos de las comunas de Llay Llay y Catemu ha recibido la diputada Carolina Marzán, a raíz de los efectos que estarían produciendo el uso de plaguicidas agrícolas y agroquímicos en las personas y animales de ambas comunas. La parlamentaria ofició al Seremi de Salud de la Región de Valparaíso para que informe y fiscalice a la empresa agrícola que no estaría cumpliendo con las condiciones mínimas de seguridad dispuestas en el Decreto 158 del año 2014 del Ministerio de Salud, que contiene el Reglamento sobre condiciones para la seguridad sanitaria de las personas en la aplicación terrestre de plaguicidas agrícolas.

Frente a lo anterior, la parlamentaria, quien se ha mantenido monitoreando la situación de los vecinos, señaló que «con mucha preocupación he recibido el testimonio de comunidades de Catemu y de Llay Llay, que señalan que la empresa agrícola González Pacheco S.A., está llevando a cabo procedimientos de fumigación entre sus faenas que estarían provocando serios problemas a la salud y a los bienes de los habitantes de dichas comunas: Hemorragias nasales en las personas, el fallecimiento de animales como caballos y mascotas y la pérdida de la totalidad de las colmenas de abejas de apicultores locales. Por ello, oficié al Seremi de Salud, para que fiscalice el incumpliendo del decreto del Ministerio de Salud, que contiene el reglamento para resguardar la seguridad sanitaria de las personas en la aplicación de plaguicidas, con el propósito de que se cursen los sumarios sanitarios correspondientes según lo ordena la norma, puesto que se está atentando contra la salud de las personas y vulnerando el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación».

CABALLOS MUERTOS

Según señala el documento emitido por Marzán, la empresa, al momento de efectuar sus labores de fumigación y aplicación de plaguicidas, «no estaría cumpliendo con notificar a los vecinos con al menos 24 horas de antelación sobre la realización de labores de fumigación, el área de seguridad, las condiciones meteorológicas, etc. A su vez, debido a las consecuencias ocasionadas a raíz de las labores de fumigación, existe una razonable duda respecto al tipo de producto aplicado, su etiquetado y el cumplimiento de la norma SAG al efecto».

Por su parte, Natalia Sobarzo, representante del Movimiento Ciudadano ‘Catemu en Movimiento’, dijo que «tenemos vecinos que por la noche se les revienta la nariz, sangran en la noche; tenemos mujeres embarazadas que no quieren salir de sus casas en el momento en que está haciendo las fumigaciones; tenemos muertes de animales, tenemos un vecino que declara que, posterior a una fumigación, se le murieron siete caballos. En mi caso, yo llegué a vivir acá con 50 colmenas de abejas y en este momento no tengo ninguna porque ellos, a pesar de estar obligados a decirnos a nosotros con 24 horas que van a fumigar, nunca lo han hecho».

Respecto a las gestiones de la diputada Marzán, Natalia agregó que «nosotros hicimos un video cuando partimos y cuando lanzamos el primer video, recibimos apoyo altiro de la Carolina y de eso estamos súper agradecidos», además agregó que «cada vez que ella ha intervenido a nosotros se nos han dinamizado todas las respuestas, entonces estamos súper agradecidos la verdad y ojala todos los diputados hicieran ese trabajo».

Cabe señalar que, dada la urgencia que está viviendo el sector, la parlamentaria Carolina Marzán ya ha oficiado a diversos organismos por situaciones medioambientales de dichas comunas, entre ellos están: SAG, Bienes Nacionales, Conaf y DGA.

Estos son recipientes plásticos de agroquímicos, los vecinos aseguran que son los causantes de muertes de animales de granja en el sector.
Estos son recipientes plásticos de agroquímicos, los vecinos aseguran que son los causantes de muertes de animales de granja en el sector.
Aquí vemos a miles de abejas muertas, al parecer muchas colmenas como éstas fueron exterminadas por la fumigación de la empresa agrícola González Pacheco S.A.
Aquí vemos a miles de abejas muertas, al parecer muchas colmenas como éstas fueron exterminadas por la fumigación de la empresa agrícola González Pacheco S.A.