En el final el Uní Uní salvó su invicto al empatar a 1 con Cobreloa

3562

Con el último aliento, cuando el duelo vivía sus instantes finales, el polifuncional jugador Yerko González, permitió a Unión San Felipe empatar frente a Cobreloa en el partido jugado durante la jornada del viernes último en un poblado (claramente la mayor cantidad de espectadores de los últimos años) Estadio Municipal de San Felipe.

El cotejo entre los sanfelipeños y los ‘Zorros del Desierto’ se caracterizó por sus altas dosis de intensidad, fricción y ritmo en sus acciones, componentes perfectos para que los más de dos mil fanáticos que llegaron al reducto de la Avenida Maipú fueran testigos de un entretenido espectáculo deportivo que tuvo de todo, y en el que la diosa fortuna jugó para ambos lados, ya que la apertura de la cuenta (45’) fue casi accidental, luego que la pelota del penal ejecutado por Roberto Gutiérrez, una vez de regreso tras estrellarse en el tubo derecho del arco norte, accidentalmente rebotó en la cabeza del arquero Darío Melo para de ese modo entrar al pórtico, mientras que la igualdad (90’+5’) fue posible gracias a un grosero error de Matías Cano, el que tras un mal despeje con sus puños dejó servido el balón en la cabeza de Yerko González que no desaprovechó el regalo del conflictivo portero trasandino, el que de manera impune desde antes de iniciado el complemento provocó a la barra local, la cual no reaccionó de buena manera al lanzarle monedas y un escupitajo que el loíno se ha encargado de publicitar por todos los medios deportivos del país, no asumiendo su gran responsabilidad en los hechos.

Entrando netamente en lo que fue el juego, se puede decir que los aconcagüinos exhibieron una notoria alza en relación al encuentro contra Deportes Temuco; ahora se vieron sus líneas más conexas y una mayor elaboración y control en la zona media, en eso tuvo mucho que ver la reaparición del volante uruguayo Sebastián Gallegos.

El mediocampista asumió sin ningún complejo la conducción del conjunto albirrojo, convirtiéndose en pasador, mientras que al mismo tiempo controló los tiempos. Donde sí se puede decir el Uní Uní muestra una cierta debilidad es en su línea ofensiva, la que ha naufragado ante defensas muy cerradas, tal como sucedió con los loínos, al punto que las mejores ocasiones fueron mediante remates desde fuera del área, lo mismo que el gol.

Atrás los aconcagüinos siguen siendo sólidos e impenetrables, por más que el oponente haya puesto hombres muy físicos y de buen pie ante la zaga comandada por el capitán Jesús Pino, el que está teniendo un torneo en un altísimo nivel, quizás el mejor desde que viste la divisa albirroja.

Con este empate Unión San Felipe llega a los 18 puntos, posicionándose en la cuarta plaza de la tabla, en la cual es superado por Cobreloa (20), Rangers (22) Magallanes que la lidera con 31.

Los resultados que arrojó la duodécima fecha del torneo de la primera B fueron:

Melipilla 2 – Barnechea 1; San Luis 1 – Temuco 1; Universidad de Concepción 2 – Deportes Iquique 2; Copiapó 4 – Fernández Vial 0; Puerto Montt 3 – Santa Cruz 0; Rangers 2 – Santiago Morning 3; Recoleta 1 – Santiago Wanderers 2; Unión San Felipe 1 – Cobreloa 1

Jugadores y el cuerpo técnico unionista festejan la dramática paridad lograda en la última jugada del partido. (Foto: Jorge Ampuero)
Jugadores y el cuerpo técnico unionista festejan la dramática paridad lograda en la última jugada del partido. (Foto: Jorge Ampuero)