Momentos de terror vivió un padre y sus dos hijos tras intento de encerrona

2508

Carretera 60 CH en trayecto San Felipe a Los Andes:

  • «Lo primero que hice fue decirles a mis hijos que se tiraran al suelo», relata el afectado, quien señaló que el evento ocurrió alrededor de las 21:20 horas en la mal llamada autopista.-

El pasado sábado, un ciudadano sanfelipeño junto a sus dos hijos vivieron tensos minutos de terror tras sufrir el intento de una encerrona en plena carretera 60 CH, siendo abordados por un camioneta en el trayecto desde San Felipe hacia Los Andes.

El afectado, a quien resguardamos su nombre, nos indicó que el suceso ocurrió alrededor de las 21:20 horas en el sector cercano a la villa Alto Aconcagua de la comuna andina.

Sobre cómo acontecieron los hechos, nos señaló que «yo me dirigía con mi hijo de 6 años y mi hija de 4 años, a Los Andes, a comprar unos peluches que habíamos visto por internet. Entonces nos íbamos a juntar con la chica en Los Andes y por irnos más rápido nos fuimos por la carretera. Entramos por el Sodimac, pagamos el peaje, íbamos llegando a Los Andes, pasando más o menos por la villa Alto Aconcagua, porque íbamos a bajar por la carretera internacional. Nosotros íbamos a bajar para irnos más rápido, y en este trayecto fue que nos pasó, justo cuando íbamos pasando por el Alto Aconcagua.

«Lo primero que escuchamos fue una explosión, como que había explotado algo dentro del auto o afuera, una explosión muy fuerte y mis hijos empezaron a gritar y a llorar y ellos gritaban: ‘una bomba papá, una explosión’. Lo primero que me imaginé es que podía ser algo relacionado con esto de quitar autos, algo así, entonces lo primero que intenté fue mirar los parabrisas y vi que los parabrisas estaban enteros y que no habían vidrios adentro del auto. Pasó un minuto, miro y veo por el retrovisor una camioneta siguiéndome a toda velocidad queriendo adelantarme y cerrarme el paso», comentó.

Asimismo, contó que «yo en ese momento cuando veo que la camioneta me intenta cerrar el camino y me estaba adelantando para tirarme para la orilla, lo primero que hice fue decirles a mis hijos que se tiraran al suelo.

«Yo tuve que acelerar para poder esquivar la camioneta y arrancarme. Aceleré y ahí me topé justo con el bypass o la intersección, no sé cómo llamarlo, que me daba casi al Sauce que me conectaba con el Camino Internacional para yo bajar de nuevo a Los Andes, yo ahí entré a la carretera, traté de escabullirme como entre los autos y de ahí miro por el retrovisor y ya no vi más este vehículo que era como una camioneta».

De la familia ninguno salió herido, solamente el vehículo resultó con daños. «Entre los nervios, los niños gritando, llorando, pude parar y bajarme y visualizar que en el auto me habían tirado algo, yo asimilo que podría ser una piedra porque quedaron como restos así como de cemento, un pedazo de bloque de cemento, algo así, que me quebraron el parabrisas en el lado del copiloto», dijo el perjudicado.

Sobre las características del automóvil que manejaba el o los individuos que casi cometen el delito, la víctima indicó que «desconozco si la camioneta era roja o era conchevino, pero era de un color más o menos así; dentro de la oscuridad y del nerviosismo».

Respecto a la denuncia sobre el suceso en los organismos correspondientes, «nos dirigimos a la comisaría de Los Andes a dejar constancia. Yo llamé a la autopista, a mí lo que me dejó más impresionado es que en la autopista me dijeron que eso era un hecho delictual y que ellos no podían hacer nada», aclaró.

Finalmente, el afectado dijo que «la conclusión que saco es que lo que querían hacer ellos, a la altura del Alto Aconcagua, era tirar una piedra al vehículo para que yo me parara a ver qué es lo que había pasado, y en ese momento iba detrás esa camioneta roja y me iban a atacar, o me iban a asaltar o me iban a quitar el vehículo. Como yo no me paré, la camioneta me empezó a seguir para tratar de cortarme el camino y encerrarme para que yo parara obligado. Para mí la intención es que habían uno o dos tipos en el camino, tirando algo a los vehículos para que después hubieran uno o dos tipos arriba de la camioneta para seguir a este vehículo, y en este caso fui yo», cerró.

El pasado sábado, un padre y sus dos hijos vivieron un momento de terror tras sufrir un intento de encerrona.
El pasado sábado, un padre y sus dos hijos vivieron un momento de terror tras sufrir un intento de encerrona.