Confuso incidente afectó a menor de 9 años con capacidades diferentes

247
La pequeña fue llevada hasta el servicio de urgencia para constatar posibles lesiones, según procedimiento de rigor.
La pequeña fue llevada hasta el servicio de urgencia para constatar posibles lesiones, según procedimiento de rigor.

PUTAENDO.- Un confuso incidente que incluso fue investigado por Carabineros, afectó a una pequeña de 9 años de edad con capacidades diferentes, quien en horas de la mañana del domingo salió desde su hogar en el centro de Putaendo y viajó sola en una micro de la locomoción colectiva hasta la ciudad de San Felipe.

La información entregada por Carabineros de Putaendo indica que aproximadamente a eso de las 08:30 horas del domingo, un chofer de la empresa PUMA que realizaba el recorrido Putaendo-San Felipe llegó hasta el paradero ubicado frente a la Población San Antonio donde subieron varios pasajeros, entre ellos una pequeña. El conductor en un principio creyó que la menor de edad viajaba acompañada por algunos de los pasajeros, sin embargo, estando en San Felipe en una de las alamedas y cuando habían descendido todos los pasajeros, por su espejo retrovisor se percató que la pequeña aún estaba en uno de los asientos.

El conductor que regresaba en forma inmediata en su recorrido hacia Putaendo, recordó que la pequeña había subido en el paradero que está frente a la Población San Antonio y la sentó en el lugar del copiloto y debido a que la pequeña padece de Síndrome de Down no supo entregarle algún detalle sobre sus familiares, por lo que el conductor de la empresa PUMA, al llegar frente a la Tenencia de Carabineros de Putaendo, entregó a la menor de edad y narró al personal policial los hechos antes nombrados.

Carabineros señaló que luego de media hora y mientras se iniciaban las diligencias para ubicar a familiares de la menor de edad, se presentó en la tenencia un joven que indicó que su hermana había salido desde su casa sin que la familia se percatara del hecho e inmediatamente funcionarios de Carabineros le señalaron el lugar donde estaba la menor y el joven la reconoció inmediatamente y les indicó que se trataba de su hermana, por lo que los efectivos policiales fueron en busca de la madre de la pequeña, quien a esa hora se encontraba trabajando y fue trasladada hasta la Tenencia de Putaendo donde posteriormente y con el consentimiento de la madre, la menor de edad fue trasladada hasta el Servicio de Urgencia del Hospital San Antonio para la constatación de lesiones, según estipula el procedimiento policial.

El juez del Tribunal de Familia determinó que la pequeña fuese entregada a su madre, la que quedó citada al tribunal de Putaendo luego que fuesen vulnerados los derechos de la menor.

 

VERSIÓN DE LA MADRE

La señora Jacqueline Cataldo, en conversación con nuestro medio y visiblemente afectada, dijo que salió muy temprano de su hogar en la Población Pablo Neruda hasta su lugar de trabajo y que su pequeña junto a sus otros hijos, entre ellos algunos mayores de edad, quedaron durmiendo, pero que su pequeña se levantó y a pesar que los pestillos de la puerta fueron colocados más alto para que no pudiese abrir la puerta, con un escobillón logró sacar los seguros, saltó la reja del jardín y caminó hacia el paradero, lugar donde habitualmente y a esa hora concurre junto a su hermano mayor para dirigirse a un colegio en la ciudad de San Felipe.

La madre de la menor de edad aseguró que su pequeña, por tener una capacidad diferente, requiere mucha atención y cuidado y que tanto ella como sus hijos le brindan amor y cariño, pero dentro de su inocencia ella seguramente pensó que debía ir al colegio, además lamentó lo ocurrido y visiblemente emocionada pidió que la comunidad no se forme una mala opinión de ella como madre, pues indicó que todo su esfuerzo en su trabajo es para darle lo mejor a sus hijos y a su pequeña y que todo esto se trató de un hecho fortuito.

La señora Jacqueline aprovechó la ocasión para agradecer a los pasajeros que iban en la micro y de manera especial al chofer de Buses Puma, por haberse preocupado y atendido a su hija y también a Carabineros de Putaendo, pues dijo que se preocuparon hasta de comprarle dulces y entretenerla en la tenencia de la comuna ya que su hija es sumamente inquieta.

Patricio Gallardo M.