Denuncian envenenamiento de perros en varios sectores de la comuna

218
Lamentablemente en varios sectores de la comuna se ha registrado un sistemático envenenamiento de perros, lo que tiene muy preocupados a los propietarios de estos animales.
Lamentablemente en varios sectores de la comuna se ha registrado un sistemático envenenamiento de perros, lo que tiene muy preocupados a los propietarios de estos animales.

PUTAENDO.- Lamentablemente en varios sectores de la comuna se ha registrado un sistemático envenenamiento de perros, lo que tiene muy preocupados a los propietarios de estos animales. En Calle Buin, Mariana Bravo, Presidente de la Agrupación Conciencia Animal, ha enfrentado momentos muy difíciles luego que varios perros que acogía en su casa, llegaron envenenados por pesticidas y a pesar de los esfuerzos realizados para salvarle la vida, los animales finalmente murieron.

La dirigente indicó que después de buscar en los potreros cercanos y con información de vecinos, maneja información que permite tener claridad de quien arrojó estos venenos en forma intencional en el sector, por lo que realizó la denuncia correspondiente en contra de esta persona ante Tribunales.

En el sector La Orilla, Jocelyne Vergara sostuvo que también varios perros de su propiedad y de otros vecinos fueron envenenados y algunos de ellos fallecieron, mientras que otros fueron llevados a una clínica veterinaria de San Felipe donde se enteró que varios perros de la comuna de Putaendo habían sido llevados por sus dueños a la misma clínica para recibir atención producto de envenenamientos.

En Guzmanes, Granallas y en Calle Brasil, en los últimos días también se han reportado envenenamiento de perros, en un hecho que cada cierto tiempo ocurre en la comuna, pero que en los últimos días se ha transformado en un hecho preocupante para los propietarios de animales y para la Agrupación Conciencia Animal que se encuentra recabando información para denunciar estos hechos con antecedentes concreto a los Tribunales de Justicia.

Patricio Gallardo M.