Madre aún espera diagnóstico para hijo que se vacunó con segunda dosis

6259

Joven «se siente como un discapacitado»:

Aunque parezca increíble, pero todavía no logran realizar un diagnóstico a John, un joven de 18 años de edad que, atendiendo al llamado de las autoridades para vacunarse, fue y se vacunó en el Fortín Prat sin imaginarse que tendría problemas a posterior. Ya esta situación la habíamos denunciado anteriormente, esperando que las autoridades pudieran entregar una explicación de lo ocurrido, pero no ha sido así.

Caminando por San Felipe encontramos a la mamá de John, Marjorie, y esto nos comentó.

Señora Marjorie ¿qué ha pasado con su hijo después de la vacunación?

– ¿La verdad?, ha pasado más de un mes y todavía no tenemos un diagnóstico, no hay mejoría, le han mandado a hacer exámenes, uno le salió malo y se lo tienen que volver a tomar de nuevo para asegurarse de lo que pueda tener. No hay un diagnóstico, no hay nada y la doctora que lo está atendiendo se fue con licencia y ahora tiene que hacerse una resonancia y otros exámenes, y eso se ha hecho todo particular porque no hay respuesta, no hay indicio de algún medicamento, algo que se le pase el dolor. Hay días que puede estar bien, pero hay días que siente mucho dolor en su brazo, pero nadie se hace responsable, nadie nos dice nada. En el consultorio dejaron de llamarnos, que le van a dar una interconsulta a especialista y no ha pasado nada, nada, nada… y él tuvo que volver a trabajar, pero no está a su cien por ciento, está todavía con su dolor, no está tomando ningún remedio, no le pueden dar nada porque no saben realmente lo que tiene y le puede gatillar otra cosa.

¿Cómo es el día a día a día de John? ¿Anda con el brazo adolorido?

– Mira hay días que anda con el brazo adolorido, que me dice que él está bien, que no le duele, pero por ejemplo hace días que siente mucho dolor, que anda con el brazo así como si lo tuviera paralizado, anda con su brazo como doblado, no puede estirarlo porque le duele mucho. Pero hay días, como le digo, hay días y días; hay días que anda bien, hay días que anda mal, y su genio porque él es deportista, a él le gusta jugar a la pelota, bicicleta y no ha podido hacer su vida normal. Él me dice que se siente como discapacitado, me dice; ‘Mamá, no puedo hacer las cosas bien’, aparte que él es zurdo más le complica para todo, pero gracias a Dios en lo demás está bien, pero en ese aspecto del brazo sigue igual.

¿Ya ha pasado prácticamente un mes de la vacuna?

– Más de un mes, si él se vacunó el 4 (de julio) y estamos ya a 17 y todavía no pasa nada, no hay un diagnóstico; si eso es lo más terrible, un diagnóstico, algo que nos diga realmente qué está pasando con él, pero no, nada, absolutamente nada.

La otra vez llevaba 100 mil pesos gastados en exámenes, ahora esa suma ha subido.

-He gastado harto que se han hecho exámenes; una resonancia y otros exámenes que no recuerdo el nombre en este momento, y en eso hay que tener más de 120 mil pesos para hacer eso, más la hora, consulta, otros exámenes que se han hecho, entonces igual se ha gastado.

¿En cuánto vamos más o menos, quizás unos 500 mil pesos?

– No, no tanto, yo creo que como 300 mil pesos.

¿Por qué usted ha decidido hacerlo todo particular?

– Sí, para apurar la cosa. Ahora el tema igual lo están viendo por el consultorio de Cajales, pero ahora la doctora se fue con licencia.

El joven John junto a su madre cuando salían desde un centro médico.
El joven John junto a su madre cuando salían desde un centro médico.