Propietarios ‘ruegan’ a las autoridades entreguen luego sus departamentos

2853

Socias del Condominio Jardines del Valle ya no aguantan más:

Realmente están desesperadas, ansiosas, en términos chilenos «que cortan las huinchas» por tener ya en su poder las llaves y estar viviendo en sus departamentos del Condominio Jardines del Valle, y es por eso que hacen un llamado a las autoridades para que se los entreguen lo antes posible, sabiendo en todo caso que el plazo de entrega es a fines del mes de enero del próximo año.

Y es que además de la ansiedad por el nuevo hogar, está también la desesperación porque nuevamente están siendo víctimas de delincuentes que les están robando algunos elementos como calefón. En todo caso la empresa debería responder por ellos.

Carmen Méndez, miembro de la directiva, reconoció a nuestro medio que están viviendo una situación muy difícil «porque hay muchas socias que tienen una urgencia, pero urgencia de que nos entreguen luego nuestros departamentos; eso desde septiembre con un 98% de cumplimiento de la obra y de todo terminado, pero faltan algunos papeles que no sabemos nosotros, tenemos entendido que era algo de Chilquinta, se solucionó lo de Chilquinta y ahora estamos a la espera que nos entreguen nuestros departamentos porque ha habido de nuevo robos, se nos dice que la empresa tiene que responder, nosotros tenemos miedo que eso atrase la obra, atrase la entrega, en realidad el plazo es en enero del 2021», señaló.

Dice que Aldo Arancibia que es el encargado de obra del Serviu, lleva cuatro meses de adelanto, «pero nosotros en la práctica no lo vemos, no vemos esos cuatro meses que la obra está adelantada en la entrega», señala Carmen.

¿Qué falta ahora para entregarlos, alguna certificación?

– Últimamente no sabemos lo que falta, no se nos ha dado una información clara que diga ‘saben chiquillas, falta una certificación’. Faltaba la certificación de Chilquinta y ellos ya terminaron, lo que nos falta, creo por parte de la empresa, es cerrar con las casetas los medidores, porque ya Chilquinta los enumeró, certificó eso, pero no tenemos claro qué certificación nos falta.

¿El agua está lista?

– El agua está lista, lo de bomberos creo que estaba listo también, lo que es certificación, los de Obras dijeron que también estaba, excepto lo de la callecita, algo tienen que hacer ahí, que tienen que certificar una reja de protección y eso solamente faltaría.

Hacer el llamado que se apuren en eso para poder entregarlos.

– Ojala y le pido a todas las autoridades, a ustedes los medios de comunicación, para apurar eso y poderles solucionar los problemas a unos socios que son terribles los problemas que ellos tienen, todos tenemos urgencia, pero tenemos como 10 a 15 socios que están en una situación desesperada, tenemos una socia que la tienen por voluntad, en el día no puede estar en la casa, entonces se va donde otra socia que la acoge y solamente la tienen en la noche mientras le entregan su casa.

En el lugar donde se ubica el portón de la entrada principal al condominio, conversamos con tres socias: María, Patricia y Mónica, las tres con dramas, entre ellas uno de violencia intrafamiliar.

María que vive con su hija nos comenta el drama que vive a diario por querer ya estar habitando su departamento: «Estoy desesperada porque llevo años pagando arriendo, se suponía que esto era rápido, era para gente que realmente lo necesitaba. Es un condominio sociable porque lo necesitamos. La dueña de mi casa llegó a la casa con arrendatario, yo la hice pasar para que el arrendatario viera la casa y ella me dice: ‘negocio es negocio, tú me pagas 250 que me va a pagar el arrendatario o me desocupas la casa’. Ella misma fue a la constructora a buscar información, entonces yo estoy desesperada, quiero mi casa, vengo aquí a una reunión con Patricia Boffa, que la hizo acá en la Nacional, pucha y me da la esperanza que en diciembre, el día 18 nos entregan los departamentos… Es falso, porque anda entregando falsa información; Max Navas me dijo a fines de noviembre, entonces yo me desespero, empiezo a guardar mis cosas, soy sola con mi hija y tengo que salir adelante con mi hija y dan falsas esperanzas. Pero yo quiero una fecha definitiva, ya nos han tramitado tanto. Es cierto, estamos con la pandemia, todo se demora y ya nuevamente estamos siendo víctimas de los saqueos, de los robos y no hay ninguna solución, los trabajos están malos, no tengo donde irme, yo quiero una solución ya rápida porque no es primera vez que estamos en esta», señala María que paga un arriendo de 180 mil pesos en Villa Sol del Inca.

Otra socia, Patricia, ella está viviendo un drama de violencia intrafamiliar porque vive con su ex pareja que la maltrata todos los días y sencillamente no tiene dónde irse: «No voy a dar tantos detalles, ya está en el juzgado, es una violencia que arrastro hace ya 32 años; tengo un hijo que por petición mía mi ex para que le pusiera un psiquiatra, para saber si es Autismo o Asperger, yo he tenido que ser madre y padre a la vez. Yo lo que más deseo es vivir tranquila con mi hijo, tengo problemas judiciales porque él en 32 años, es buen proveedor, no tengo nada que decir, pero ya se faltó el respeto entre nosotros y llegó a amenazas de muerte; él está en la casa de un patrón a quien él le hace trabajos y todos los días me echa, me molesta, me dice que estoy ‘webeando’ en el Facebook, hace 10 años que no soy nada de él», dice Patricia.

Reitere el llamado a la autoridad para entregar lo antes posible los departamentos.

– Por favor, porque lo necesito ojala para diciembre; realmente no sé lo que es tomar un desayuno en paz, peleas, mi ex tampoco comprende a mi hijo, es un verdadero drama porque yo soy la única que entiende a mi hijo y él me chantajea que me lo va a quitar. Por eso le pido a las autoridades que por favor se pongan la manito en el corazón, ellos tienen su casa y no están pasando lo que yo paso todos los días, peleas, discusiones y desgraciadamente porque no tengo dónde estar tengo que estar en esa casa, encerrarme de noche, poner un balón de gas por miedo a que mi ex, que ocupa el piso de arriba, baje a donde estoy; hace 3 noches que no duermo.

Mónica Almarza, al igual que las demás socias, señala a nuestro medio estar desesperada porque tiene que desalojar la casa que a ella le pasaron: «Resulta que yo no tengo donde irme, yo ya estoy harta de esperar porque yo necesito mi departamento, soy una persona enferma, además que nos han traído de puro cuento. Yo fui a la gobernación, fui a hablar con el alcalde, fui a Serviu y no me dieron ninguna solución. Ellos están tranquilos en sus casas, están tomando cafecito, duermen tranquilos, pero uno tiene que dormir a saltos ¿por qué?, porque será hoy, será mañana, será pasado que yo tenga que salir, tengo hijo y eso no es justo porque a nosotros con esfuerzo nos ha costado esto, a nosotros no nos han regalado nada, nada», concluyó.

SERVIU RESPONDE

Consultada al respecto la delegada biprovincial del Serviu, Patricia Boffa Casas, dijo que los departamentos tienen como fecha de entrega el día 25 de enero del 2021; «o sea no es que Serviu esté atrasado en lo que está haciendo, no es que los servicios estén atrasados, todo va de la mano con los términos del contrato que ellos tienen claramente estipuladas las fechas de término. Lo que estamos haciendo es poder adelantar en más de un mes la entrega de estos departamentos que estamos barajando lo que es el mes de diciembre, no tenemos una fecha establecida toda vez que faltan algunos temas; faltan específicamente temas con Chilquinta de conexiones y temas de los automáticos, falta la certificación de pavimentos de Serviu porque hubo una modificación de proyecto de pavimentos, aguas lluvias y habilitación, por lo tanto necesitamos tener la certificación para obtener la recepción municipal. Recordemos que ningún conjunto habitacional que nosotros tengamos podemos entregarlo sin la recepción municipal, por lo tanto eso nos estaría faltando para subsanar las observaciones por la Dirección de Obras que ya se dio una primera vuelta, ya estuvo haciendo los levantamientos y fueron estas pequeñas observaciones que nos levantaron y es por eso que no hemos podido tener la recepción municipal y la certificación de pavimentos de Serviu», dijo.

El condominio se llama Jardines del Valle y agrupa a unas 100 familias. Se encuentra ubicado en la avenida Diego de Almagro.

Acá el grupo de vecinas frente al portón de la entrada principal al condominio Jardines del Valle.
Acá el grupo de vecinas frente al portón de la entrada principal al condominio Jardines del Valle.