A sus 79 años Rolando Stevenson no pierde el optimismo y espera pronto volver

3307

Entrevista con Marisol, hija del emblemático consejero regional:

Desde hace varias semanas nos enteramos que el consejero regional Rolando Stevenson Velasco permanece hospitalizado en el Hospital San Camilo a raíz de una descompensación generada por la diabetes que padece desde sus 25 años de edad, él actualmente tiene 79 años cumplidos y continúa internado, pues su pierna izquierda fue amputada para impedir que se complicara su salud.

Como dato adicional nos resulta válido mencionar que don Rolando no necesitó hacer campaña directa o presencial, la gente votó por él porque confían en su gestión y en su calidad humana, pues dos semanas antes de las elecciones Stevenson fue hospitalizado y no pudo cerrar su campaña, lo cual no hizo diferencia alguna.

AMPLIA ENTREVISTA

Diario El Trabajo habló la mañana de este miércoles con una de las hijas de Rolando, Marisol Stevenson Montenegro, quien nos habló ampliamente de su padre.

«Mi papá es hijo único de Carmela Velasco y John Rolando Stevenson, mi papá tuvo cuatro hijos con María Cristina Montenegro: Felipe, yo Marisol, Carolina y Juan Pablo. Mi papá es oriundo de San Felipe, nació en el Hospital San Camilo cuando éste se ubicaba en Cajales, y hasta la fecha él siempre ha vivido acá en San Felipe. Mi papá siempre ha sido un comunicador, él tenía empresas de relaciones públicas llamada Publi-Sol, en ese entonces estoy hablando del año 1980 más o menos, pero mi papá siempre ha estado metido en política desde joven, yo creo que empezó como a sus 17 años. Estuvo en diferentes partidos políticos, sobre todo en uno, pero eso ha sido lo que mi papá, y también cuando estuvo en Canadá, mi papá tuvo la oportunidad de terminar estudios en comunicaciones en la Universidad Laval. Entonces todo el tema de las relaciones y comunicación públicas, eso es lo que él siempre ha manifestado», comentó Marisol.

¿Desde hace cuánto tiempo don Rolando tiene diabetes, es hereditario en su caso?

– No, la diabetes no es algo hereditario en su caso, no es familiar, o sea, mi papá siempre tuvo diabetes tipo 2. Eso quiere decir que como a los 25 años se le declaró y a partir de los 25 años hasta los 70 años mi papá siempre ha tenido un régimen muy cuidadoso; o sea, un hombre que toma mucha agua, que piensa positivo, al único que le falta un poquito hacer más deporte, pero normalmente hace todo lo que un buen diabético debería hacer y es muy regular en sus medicamentos. Mi papá empezó a inyectarse la insulina solamente a los 72 años, o sea que lo que él vivió en comparación con la de otros amigos que vivieron también que fueron amputados a los 50 años. Mi papá tiene una buena vida, mi papá no fuma, no bebe, siempre está contento, es positivo, entonces son cosas que ayuda a la gente a sentirse mejor.

¿Y cuándo ingresa al hospital?

– Bueno, ingresó al hospital hace como tres semanas por una cuestión de descompensación diabética y bueno, y ahí vieron que había una posibilidad de cortar un dedito del pie y finalmente el tema se fue como alargándose, como teniendo un poquito más de dificultad para sanarse. Entonces decidieron de pasar a cortar el tobillo, pero después de una semana dijeron que quizás sería mejor de tratamiento un poquito más arriba, entonces le cortaron ahí como cerca de la pantorrilla; la cirugía la hizo el doctor René Martínez en el San Camilo.

¿Cómo está don Rolando en este momento?

– Ahora, como un adulto mayor, mi papá está recuperándose lentamente, y bueno, esperando, nosotros tenemos mucha esperanza que mi papá salga del hospital de aquí al 10 de diciembre o antes de eso, para que ya lo tengamos en la casa, nos ocupemos de una comidita rica para él y le hagamos todas las cosas que se necesita para tener una recuperación con la familia y con él de una manera más estable y grata.

¿Palabras de agradecimiento?

– Sí me gustaría agradecer mucho el servicio público al doctor René Martínez, al doctor Christian Beals, también a todas las enfermeras, a los técnicos, y a las personas que están ahí siempre dándole la atención con tanta humanidad, con tanta amabilidad, que realmente nosotros estamos muy agradecidos de todo eso. Y agradecimientos también a la gente, a la gente que lo apoyó, que votó por él, que me llama por teléfono, está en la casa, que a veces me paran en la calle y preguntan cómo está el señor Stevenson, a toda la gente que está rezando, a la gente también, yo quería también agradecer a la familia cercana de mi papá que está aquí, sobre todo la familia de mi mamá que lo ha apoyado mucho antes que pasara todo esto, ellos se ocuparon de todo. También quería darle un agradecimiento particular a Diario El Trabajo a la Familia Juri que siempre ha estado cerca de mi papá y que han participado con él en todas las campañas políticas o de otra manera amistosa y profesional. Muchas gracias.

FUERZA DON ROLANDO

Todo el personal administrativo, periodístico y gerencial de Diario El Trabajo nos unimos con especial afecto para desear una pronta y segura recuperación para don Rolando Stevenson, quien siempre ha sido cercano a todos en Aconcagua, deseamos pronto verlo como siempre luchando por las causas justas y dignas de aquellos a quien él representa. ¡Fuerza don Rolando!

Roberto González Short

MÁS UNIDOS QUE NUNCA.- Izq. a derecha: Marisol, Carolina, doña María Cristina, Rolando, Juan Pablo y Felipe, la familia completa compartiendo en armonía.
MÁS UNIDOS QUE NUNCA.- Izq. a derecha: Marisol, Carolina, doña María Cristina, Rolando, Juan Pablo y Felipe, la familia completa compartiendo en armonía.
Marisol Stevenson Montenegro, segunda hija de Rolando y María Cristina.
Marisol Stevenson Montenegro, segunda hija de Rolando y María Cristina.