Banquetero sanfelipeño lleva 20 años brillando en Zacatecas, México

6814

Visitó el restaurante ‘La Ruca’ donde aprendió lo que sabe:

A lo largo de los años decenas de sanfelipeños han logrado alcanzar el éxito fuera de Chile y lo han logrado en el mundo de los deportes, artístico, educativo, académico y hasta culinario, como es el caso de Gabriel Prado Ortiz, sobrino de quien fundara Restaurante ‘La Ruca’ y quien le enseñara todo lo que sabe de banquetearía y parrilladas. Este profesional culinario es hoy día el parrillero posiblemente más cotizado en el Estado de Zacatecas, México, pues en 2001 él emprendió la gran aventura de instalarse en tierras del norte.

TREMENDO PARRILLERO

Don Gabriel se encuentra en Bucalemu visitando a su familia y la tarde de este miércoles nos concedió una entrevista, así nos relata su experiencia de vida.

«Soy hijo de don Gabriel Prado, él tenía más de 2.000 animales entre ovejas, ganado y caballos de registro y corraleros. Soy también el octavo de diez hermanos, lo que representó para mí el poder aprender desde muy chico sobre el mundo de los asados, parrilladas y faena de animales, y siendo yo sobrino de doña Sarela Prado, la fundadora de ‘La Ruca’, a mis 8 años de edad me presentaron para que ella me enseñara a trabajar el tema del restaurante. Soy primo-hermano de Ricardo Figueroa, ambos somos de la misma edad, así pese a las regañadas y palos que nos daba la Tía Sarela, aprendimos mucho del negocio, tuve una gran maestra», nos comenta Gabriel, ahora experimentado banquetero internacional de 63 años de edad.

¿Cómo lograste consolidarte antes de irte para México?

– A finales de los ochentas me cambié de La Ruca para Hotel Portillo, ahí trabajé un buen rato. Después me contrataron en el Hotel O’Higgins de Viña del Mar, allá mismo me pidieron en el Hotel Miramar, actual Hotel Sheraton. Claro, en esos grandes hoteles yo estaba como refuerzo. En Zapallar estuve, trabajé en hoteles cercanos al Lago Villarrica, y también trabajé en Hotel Gran Pucón. En 2001 regresé de nuevo a La Ruca, y ese mismo año me fui para México.

¿Cómo te han tratado en México y en especial allá en Zacatecas?

– Muy bien, me ha ido muy bien, me instalé con un emprendimiento de Banquetería Cordillera de Los Andes, así se llama, tengo en mi equipo al menos unas 25 personas, todos especialistas en distintos platos latinoamericanos, así si me piden comidas hondureñas, peruanas, italianas o chilenas, en este equipo tenemos todos especialistas en distintas áreas culinarias. En mi caso me corresponde faenar los animales de caza grande, nos va muy bien allá.

¿Te afectó el Covid mucho allá en la parte empresarial?

– Sí mucho, a todos, nadie resultó libre de esta tragedia, pero ya vamos saliendo y en poco tiempo hemos retomado el ritmo con el tema de las parrilladas y lo que corresponde a nuestras especialidades. A veces también participamos en grandes concursos y soy el encargado de proporcionar los mejores animales.

¿Cuándo regresas a México?

– Tengo boleto de regreso para el 20 de septiembre de este año, después de las Fiestas del 18.

DESDE MUY NIÑOS

También hablamos con el dueño de La Ruca, don Ricardo Figueroa Prado, quien nos comentó sobre su infancia al lado de Gabriel. «Crecí junto a Gabriel, con él aprendimos a preparar queso de cabeza, arrollados, paté, empanadas, chorizo y todo lo que se ofrece acá en el restaurante. Para nosotros la familia es un orgullo que mi primo Gabriel esté allá haciendo Patria y que sea un familiar nuestro», comentó don Ricardo.

Roberto González Short

REY DE LOS BANQUETES EN MÉXICO.- Uno de los expertos en el tema, conoce de todo en el mundo culinario, aquí lo vemos en plena acción.
REY DE LOS BANQUETES EN MÉXICO.- Uno de los expertos en el tema, conoce de todo en el mundo culinario, aquí lo vemos en plena acción.
Gabriel Prado Ortiz (izquierda), regresa a Zacatecas este 20 de septiembre. A la derecha, Ricardo Figueroa Prado, dueño de Restaurante La Ruca, muy contento con la visita de su primo-hermano.
Gabriel Prado Ortiz (izquierda), regresa a Zacatecas este 20 de septiembre. A la derecha, Ricardo Figueroa Prado, dueño de Restaurante La Ruca, muy contento con la visita de su primo-hermano.