Minutos de terror vive hija del locutor oficial del Estadio Municipal

4575

Tras sorprender a sujeto en el living de su casa:

El día viernes conversamos con Eduardo Carvallo, afamado locutor del Estadio Municipal Javier Muñoz Delgado, quien nos comentó, entre lágrimas, que su hija dos noches atrás sorprendió a un sujeto en el living de su casa ubicada en el sector oriente de San Felipe. Pese a que no robó nada, el hecho la hizo vivir minutos de terror que hasta hoy la tienen muy choqueada psicológicamente.

¿Una situación muy chocante la que le tocó vivir a tú hija, Eduardo?

– Sí, lamentablemente hace dos noches, a eso de las 11 de la noche se encontraba junto a su pareja en la casa. Estaban durmiendo a esa hora ellos, y el perro que tienen empezó a ladrar, ladraba y ella despertó con el ladrido del perro, pero dijo a lo mejor es por algún gato, perro o alguien va pasando y ladraba. De repente escuchó como un quejido del perrito, entonces ahí ella se sorprendió y dijo «algo pasa», que el perro no hace eso. Se levantó de su cama, abrió la puerta de su habitación y lo encuentra ahí al compadre a ‘bocajarro’ en el living de la casa, y lo único que ella en ese momento hizo fue gritar y meterse a la habitación, cerrar por dentro y no dejar salir a su pareja. Porque ella me decía: «papá, yo pensaba que no estaba solo, pueden andar dos, pueden andar armados con qué cosa, entonces por eso no le dejé salir papá con el miedo a eso»,. Llamó a su primo que vive al frente, Milton Ahumada, quien trabaja en el estadio también; él no se había acostado y se demoró 5 segundos cruzar al frente y empezó a gritarle «¡prima, ábreme la puerta, prima ábreme la puerta!». Yo creo que el compadre al haber escuchado eso tiene que haber saltado hacia el potrero que está en la parte de atrás, pero te digo no le damos a nadie, Milton y su pareja decían que si lo encontraban en ese momento yo creo que no sé, a lo mejor hubiese sido más trágico.

¿Habrían tomado la justicia por sus manos?

– Exactamente, yo te digo, si yo hubiese estado en ese momento ahí, yo tomo la justicia por mis propias manos. Porque, ¿qué sacamos con denunciarlo?, Carabineros, Investigaciones hacen la pega, pero tú sabes que los fiscales, Fiscalía, quien sea, no hacen la pega y estos compadres entran, salen, entran, salen, saben cómo es el sistema.

¿Cómo está tu hija, muy choqueada todavía?

– Está tremendamente choqueada, tiene miedo de estar en la casa. Su pareja sale muy temprano, porque él no trabaja acá, trabaja en La Calera. Ya no quiere estar en la casa, entonces imagínate el día de ayer (jueves) colocamos protecciones, cámaras, pero ¿de qué nos sirve?, ¿de qué nos sirve?, si estos compadres andan afuera. Ahora estamos viendo si podemos llevarla a un psicólogo, porque hace dos noches que no duerme, entonces también es peligroso, estamos súper preocupados por esta situación.

Tienen que incurrir en gastos también.

– Obvio, gastos que no están planificados. El día de ayer, imagínate, comprando perfiles, madera, comprando de todo para poder cerrar e incluso todavía nos falta. El día de hoy (viernes) vamos a hacer las otras compras para poder terminar de cerrar la casa.

Eso es lo que dice la gente: ‘vivir encarcelados’.

– Eso es lo que te digo, nosotros, o sea el común y corriente de la gente como tú y yo estamos encerrados, prácticamente encerrados dentro de una casa, y ellos ‘los muñecos’ andan como si nada, entonces no sé si estamos mal, ¿qué es lo que pasa con esta sociedad?, realmente no entiendo.

Lo bueno que no le hicieron nada, sólo hay daño psicológico

– Claro, lo bueno que, gracias a Dios el compadre no se llevó nada, dejó las marcas en la tele donde la quiso sacar, lamentablemente no podía sacarla porque estaba con seguro y dejó las marcas ahí, dejó marcas en la pared donde con las zapatillas se agarró, pero el daño psicológico que le hacen a la gente eso es terrible. Sí, quizás lo material muchas veces no es nada, pero el daño psicológico, imagínate que si hubiesen entrado en ese momento cuando ellos estaban en su habitación, ¿qué pasa?, a eso es lo que vamos nosotros, ¿cuál es la seguridad que tenemos hoy en día?, ninguna.

¿Hicieron la denuncia de todas maneras o no?

– (Lanza una carcajada) Mira, es que llamamos a Carabineros ese día, llegaron, nos preguntaron cómo era la persona, dijo ‘¡ya! Nosotros vamos a andar dando vueltas, vamos a recorrer el sector, cualquier cosa nos llaman’, entonces ir a una Fiscalía a hacer una denuncia ¿de qué nos sirve?, ¿de qué nos sirve?, van a pasar meses, van a pasar años y después te va a llegar una carta donde está cerrado el caso, no hay nada.

Se queda en eso en el fondo.

– Claro, aquí lo que nosotros vamos a hacer, que ya hemos conversado con los vecinos donde ella vive, es colocar no sé sistemas de alarmas, y si vemos a alguien le vamos a sacar, que me perdonen la palabra, la cresta o la concha de su madre, porque ya no lo vamos a entregar a la Justicia, puta ¿qué más podemos hacer?, nos encerramos, tenemos que estar en una cárcel y ellos como si nada, más encima los llevai a un tribunal, hago la demanda ¿y qué hace el tribunal?, le pone un abogado para que los defienda y ¿quién nos defiende a las víctimas?, ¿quién nos defiende a nosotros?, nadie. Ese el tema, te molesta, te duele. Yo imagínate súper preocupado, dolido, estoy dolido (se emociona), pero estoy dolido como padre que veo a mi hija en el estado que está, ¿me entienden o no?, perdonen que sea así, soy padre y me duele verla así, me duele como está mi hija, perdió su voz, ya ni siquiera puede hablar, imagínate en el estado que está.

¿Por el shock que le causó ver al tipo dentro de su casa?

– Exacto, entonces ¿quién nos responde por eso a nosotros?, nadie ese el tema.

Eduardo Carvallo, locutor de estadio municipal Javier Muñoz Delgado, cuya hija quedó choqueada luego de sorprender a un sujeto en su casa.
Eduardo Carvallo, locutor de estadio municipal Javier Muñoz Delgado, cuya hija quedó choqueada luego de sorprender a un sujeto en su casa.