Primera inseminación intrauterina realizada con éxito en Hospital de Los Andes

1552

Por más de dos décadas, la Unidad de Medicina Reproductiva del Hospital San Juan de Dios de Los Andes (Hosla) ha desarrollado estrategias que permitan acceder a diferentes tratamientos, a las parejas de Aconcagua con diagnóstico de infertilidad. Por este motivo, y para aquellos casos más complejos, se han establecido convenios de derivación con establecimientos de salud en Santiago y Valparaíso, que permiten resolver casos especiales, aun cuando son cupos limitados.

Sin embargo, el pasado 12 de noviembre se concretó un acontecimiento que mejorará radicalmente las posibilidades a estas parejas para acceder a un tratamiento que les permita tener un hijo: ese día se realizó la primera Inseminación Intrauterina (IIU) en el Hosla, proceso que se lleva a cabo completamente en el establecimiento de salud local.

Esta técnica consiste en implantar en el útero de la mujer, mediante una cánula, espermatozoides preparados en laboratorio, en el momento exacto en que ocurre la ovulación. Para lograr esa exactitud, la mujer es monitorizada diariamente a través de una ecotomografía que permite evaluar el crecimiento de óvulos estimulados por medio de medicamentos.

Este es un procedimiento complejo que necesita la participación de distintos servicios y unidades al interior del Hosla. Para ello existe una coordinación permanente entre el equipo de la Unidad de Medicina Reproductiva (UMR), el Consultorio de Especialidades y las diferentes Unidades de Apoyo, como Laboratorio, Farmacia, Imagenología, servicios clínicos y áreas administrativas, que en sus respectivos roles destacan por su compromiso y colaboración.

El Dr. Carlos Saavedra, encargado de la UMR andina, indicó que este hito es muy importante, no sólo porque las parejas ya no requerirán trasladarse a otro centro a obtener el tratamiento, sino porque esta prestación de salud disminuye la brecha de inequidad en materia de reproducción, donde las pacientes del sistema público no podían acceder a muchos tratamientos por un tema de recursos.

De este modo, la Unidad de Medicina Reproductiva del Hosla se transforma en un aporte para que las parejas de Aconcagua puedan concretar el sueño de ser padres, situación que llena de orgullo y satisfacción a quienes forman parte de la UMR y las demás unidades involucradas.

Así lo expresa Cecilia, la primera mujer aconcagüina que accede a este tratamiento en el Hosla. Ella y su esposo estuvieron más de 2 años en tratamiento para acceder a este procedimiento, ya que la alternativa que tenían era trasladarse a Santiago para acceder a este tratamiento. Por este motivo, indicó sentirse muy agradecida de las atenciones recibidas por todo el equipo que la atendió en el Hospital de Los Andes.

Por su parte el director del Hosla, Dr. Arturo Ramírez, señaló que este hito es motivo de alegría para toda la comunidad hospitalaria. Al mismo tiempo, expresó sus felicitaciones a todos los integrantes de la Unidad de Medicina Reproductiva, encabezada por el Dr. Carlos Saavedra; y a todos los departamentos y unidades que participan de esta prestación que el Hosla comienza a entregar a las parejas de Aconcagua.

Dr. Carlos Saavedra, encargado de la Unidad de Medicina Reproductiva (UMR) del Hospital de Los Andes.
Dr. Carlos Saavedra, encargado de la Unidad de Medicina Reproductiva (UMR) del Hospital de Los Andes.
Los espermatozoides son preparados en laboratorio para ser implantados en el útero de la mujer, mediante una cánula, en el momento exacto en que ocurre la ovulación.
Los espermatozoides son preparados en laboratorio para ser implantados en el útero de la mujer, mediante una cánula, en el momento exacto en que ocurre la ovulación.