Vecinos de Michimalonco en pie de guerra por tala indiscriminada de árboles

2107
  • Cuidaron y regaron durante 20 años las especies ubicadas frente a sus viviendas para que de la noche a la mañana fueran arrancadas.-

Realmente enojados, molestos, enardecidos, con rabia, así se encuentran algunos vecinos de la Avenida Michimalonco. Ello porque la empresa a cargo de los trabajos en el lugar arrancó de raíz los árboles que han cuidado y regado durante veinte años. Un verdadero desastre ecológico teniendo en cuenta las altas temperaturas que se registran en San Felipe.

Nuestro medio estuvo ayer en la mañana en el lugar y conversó con tres vecinos: Eduardo, Carmen y Sebastián. El primero en conversar con nosotros fue Eduardo Rozas.

¿Cuál es el reclamo que quiere hacer público?

– El reclamo que quiero hacer público es que aquí la empresa constructora, por tratar de ahorrar plata en maquinaria, en mano de obra, vinieron y nos sacaron los árboles que no estaban dentro del proyecto, según lo que yo tengo entendido ellos estaban autorizados a sacar 144 árboles desde 12 de Febrero hasta Chercán Tapia, y aquí éstos árboles no estaban dentro… ya sacaron como 200 árboles y siguen sacando árboles, y éstos no les molestan en nada, no tienen ninguna razón de sacar el árbol.

¿Para el trabajo que se va a realizar?

– Para el trabajo que se va a realizar pueden perfectamente trabajar con máquina más pequeña, con personas para levantar las veredas si es que las tienen que cambiar, pero sacar los árboles desde donde están puestos para dejar un espacio pelado, sin nada, y después ponernos ¿qué?, ¿unas varillas?… Árboles que nosotros llevamos cuidando veinte años, usted si se fija donde está el árbol en este momento de donde lo arrancaron, está cuidado, nosotros les teníamos pastito, se regaban todos los días, no eran árboles que estaban botados.

Durante la conversación interviene otro vecino de nombre Sebastián, quien comenta que en el caso de la Villa 250 Años la gente tuvo su espacio, «les exigieron que le dejaran los árboles y los maestros de la obra se dedicaron a dejarles tazas a cada sector y cada árbol, lograron sacar un sólo árbol que era el que estaba levantando una matriz, pero nada más y dejaron todos los árboles, e incluso le dejaron tazas a cada sector que no tenía árboles, y aquí ¿por qué no lo pueden hacer?, si es una maldad sacar estos árboles».

O sea ya están sacados.

– Ya están sacados y por qué no sacaron la palmera de allá, el segundo árbol, el tercero de allá para acá, ¿por qué no lo sacaron?, cuando los vecinos salieron, arrancaron, se fueron para allá los maestros y desaparecieron todos, todos, todos, ¿por qué no lo hacen cuando está la gente?, ¿por qué no lo hacen cuando están los vecinos en su casa, en su propia casa?, ¿por qué esperan que ellos se vayan a trabajar y después hacen ese proceso?

Vecina Carmen, ¿se conversó con ustedes esta situación?

– Nada, nada, yo salí y les dije de mi árbol que es hermoso y me dijeron que por unos días, porque tenían esos duraznos, pero aquí el maestro me comenta que no lo hacen por comodidad de ellos, por no pasar una máquina chica, ellos quieren hacer el trabajo, arrancar todo, pasan una máquina grande y se alivian. El jefe de acá que es un ‘roto de porquería’, que uno le habla y no contesta, se escondió, uno de pantalón azul que anda por ahí con casco blanco, a lo mejor tiene título, pero es un ‘roto’ con título.

¿Por qué le dice roto?

– Porque uno le habla y no contesta, eso no se hace.

¿Qué esperan de todo esto?

– Yo espero que me dejen mi árbol, yo lo he regado y cuidado montón y aquí todos se esconden, las autoridades se esconden y no dan la cara.

Interviene en ese momento nuevamente Eduardo, quien dice: «Yo exijo la reposición de un árbol de la misma calidad y edad de la que me arrancaron, un árbol de 20 años, me van a venir a poner un árbol de un año».

¿Se podrá reponer algo en este problema?

– Me imagino que tienen que reponer árboles con una edad considerable y de una calidad similar al que había, porque si me van a poner ciruelillos que no sirven para sombra, levantan las veredas. Este árbol lo plantamos pensando que profundizaba las raíces, no rompía las veredas, era un árbol que pensábamos nosotros morirme con el árbol aquí.

¿Hubo reuniones con ustedes de socialización?

– Reuniones no hemos tenido ninguna, ninguna, no hemos tenido ninguna reunión ni siquiera del Serviu ni de la municipalidad ni de la Constructora, nadie ha venido a conversar con nosotros.

«Están escondidos, se esconden, sólo vienen cuando quieren el voto», dice Carmen.

«Lo otro que hay una pauta de trabajo y se equivocaron, incluso ya les pusieron demanda, están con abogado; ellos se equivocaron, tenían que haber empezado aquí la primera semana de enero y empezaron en diciembre cambiando todo el sistema. Aquí hubo problemas con la gente que tiene los locales que no pudieron vender, gente que se llenó de productos para la navidad, esta botillería de acá se llenó con productos y la cierran el 01 de diciembre, la cerraron siendo que ya le habían pasado la minuta de trabajo y ellos empezaban en enero y empezaron en diciembre cambiando todo, todo, y en estos momentos el dueño de la botillería si les puede mostrar tiene demandada a la empresa, que empezaron todo al revés, al revés, yo creo que esto de los árboles lo están haciendo por una comodidad porque es más fácil meter una máquina grande para emparejar y dejar las tazas en vez de hacer la pega tranquilamente, guardar y cuidar los árboles que es lo esencial más que una vereda, más que una calle, los vehículos cambian de neumáticos, amortiguadores, pero un árbol no deja de dar oxígeno y eso es lo más importante que hay. ¿Por qué dejan y lo tiran nomás?, claro, los botaron y se desaparecieron todos los trabajadores. Ahora andan los eléctricos, ¿y a quién le vamos a reclamar aquí, a los eléctricos?, no hay ningún casco blanco, nada, desaparecieron igual que… ratas. Vieron que llegó un vecino a reclamar porque le botaron un árbol y se desaparecieron todos, ¿por qué no lo hacen cuando están todos los vecinos?», dice Sebastián.

«Están igual que las autoridades que se desaparecen», dice nuevamente Carmen, vecina de Michimalonco.

Indicar que los árboles estaban plantados en el antejardín de las casas, una zona de césped al costado sur de las veredas, donde según los vecinos no molestaban a nadie.

Cuestionan que sacaron los árboles y no sacaron un basurero. Tampoco los postes del alumbrado público.

Lo otro que se quejan tiene que ver con la ubicación de la ciclo vía que debería haber ido por el frente, pero está a pasos de sus casas, «porque en el proyecto original las ciclovías iban por el frente, por el lado sur y las hicieron por este lado, por una decisión de la empresa solamente, una mala decisión porque si te fijas desde arriba vienen cortando todas las salidas de la población, en cambio si la hacían al frente no está cortando ninguna vereda, ninguna calle, por lo tanto es mucho menos riesgoso para las personas o el ciclista pasar por el frente que pasar por este lado», dice Eduardo.

Importante señalar que todos los vecinos que están haciendo esta denuncia pública, tienen sus residencias en Avenida Michimalonco.

El vecino Eduardo nos muestra su árbol que cuidó por veinte años, tirado en el suelo. Al lado derecho se aprecia el césped donde estaban los árboles.
El vecino Eduardo nos muestra su árbol que cuidó por veinte años, tirado en el suelo. Al lado derecho se aprecia el césped donde estaban los árboles.