Celebraron su Misa a la Chilena en parroquia San Antonio de Padua

2515

La Parroquia San Antonio de Padua de El Almendral lució sus mejores galas con su colorida Misa a la Chilena al mediodía de este domingo, iniciando así las Fiestas Patrias en ese sector de nuestra comuna. La liturgia fue oficiada por el Obispo Gonzalo Bravo Álvarez, y contó con el Grupo Folclórico Tierra Querida de la ciudad de San Felipe.

La Misa a la chilena lleva lo más característico de nuestro folclore. Desde los trajes típicos que distinguen al huaso (de salón o campechano) y a la mujer con su vestido multicolores, pasando por la gran gama de instrumentos como la guitarra, el arpa, el tormento y hasta el pandero, con los acordes propios de tonadas y cuecas que entonan los innumerables conjuntos -que por lo demás son conformados por cristianos de todas las edades y hasta involucrando a familias enteras-, llenan de colorido primaveral, y en respetuosa letra en sus canciones, la celebración eucarística.

Esta impronta muy propia de nuestra gente nos llena de orgullo y hasta nos hace desear bailar una cueca a la salida de la misa. Se suman los signos que como ofrenda se entregan a los pies del altar y que provienen de los frutos de los campos bendecidos por el Creador y trabajados por hombres y mujeres de nuestro pueblo.

«A la chilena es como alabamos a Dios, a la chilena es como acostumbramos a vivir la fe, la esperanza y la caridad, y a la chilena nos dejamos acompañar por el cuidado de Nuestra Madre del Cielo a quien le pedimos que nos cubra con su manto y como dice la Oración por Chile, nos siga protegiendo de toda adversidad y nos ayude a construir una nación de hermanos, donde cada uno tenga pan, respeto y alegría», comentó el Obispo Bravo.

Así lucieron estos huasos con sus chinas en el centro del templo católico, una postal que nos da esperanza ante la pandemia que sigue afectando a la humanidad.
Así lucieron estos huasos con sus chinas en el centro del templo católico, una postal que nos da esperanza ante la pandemia que sigue afectando a la humanidad.