Concertista de guitarra clásica triunfa en EEUU y presenta su nuevo disco

10309

Gonzalo Arias Contreras nos comparte su travesía internacional:

Pocos en el Valle de Aconcagua podrían llegar al sitial académico y artístico en que está el concertista en guitarra clásica aconcagüino, Gonzalo Arias Contreras, de 32 años de edad y quien radica en Estados Unidos. Él recientemente se graduó como Doctor en Artes Musicales en la Universidad de Georgia y Licenciado en Artes de la Universidad de Chile en 2014. Estamos hablando de que se trata de un músico Docto de gran nivel, quien recientemente terminó de grabar su nuevo disco Máster Sonatas, para guitarra, que es parte de su tesis doctoral.

SUS VACACIONES

Diario El Trabajo logró este miércoles hablar con Gonzalo, quien por vacaciones vino a Chile a visitar a su familia.

¿Qué es lo que hace atractivo este disco que terminaste?

– Lo que hace atractivo este CD es que por primera vez se escuchan cuatro sonatas originales para guitarra, las cuales son modernas y virtuosas e interpretadas en un sólo CD. Paralelamente es el estreno en Chile de la obra Sonata de Septiembre para María Ester, del compositor nacional Darwin Vargas Wallis de Talagante (1925-1988). A nivel nacional en Chile esta noticia es relevante, ya que Darwin Vargas es uno de los grandes compositores del siglo XX en Chile. Esta obra nunca se ha estrenado, e incluso se han hechos muchos festivales en Chile con su nombre. Esto ha sido grabado en Santuario Sónico en Santiago de Chile recientemente.

¿A nivel artístico qué logros nos puedes mencionar?

– Uno de mis logros ha sido compartir escenario con importantes actores de Hollywood en Nueva York, en una obra del escritor chileno Ariel Dorfman. He obtenido premios entre ellos 1º premio en el 9ª Concurso J.S. Bach en Tokio, Japón en 2019, entre muchos otros.

¿Cómo has logrado escalar a nivel artístico y profesional?

– Me he esforzado para ganar beca tras otra, y así, se me he ido formando con los grandes. En la última década pude estudiar en Estados Unidos con los concertistas ultra consagrados del mundo como Christopher Parkening, Manuel Barrueco, Ernesto Bitetti y René Izquierdo. Ya terminé mi doctorado en la U. de Georgia, con Daniel Bolshoy.

¿Qué estás haciendo actualmente?

– Actualmente me encuentro de vacaciones en mi natal San Esteban, después de tres años de estudios, donde paralelamente ejercí como profesor asistente de dicha casa de estudios.

¿Cómo aprendiste a tocar guitarra?

– Aprendí a través de mi padre a los 9 años de edad, Sergio Arias, él practicaba guitarra como aficionado y quien asistía a la Parroquia de San Esteban para formar parte del coro de su iglesia.

¿Cómo les ha afectado el Covid-19 allá en Estados Unidos?

– El Covid-19 llegó a donde vivía más o menos en marzo de 2020, de repente nos llega un email anunciando que todo el sistema de universidades del Estado de Georgia sería cerrado hasta un nuevo aviso. Lo que hice fue consultar con mis padres, quienes no sabían aún de este devastador virus. La pregunta fue en aquel momento ‘¿Me compro un vuelo para Chile mañana?’, yo estaba muy confundido, pero gracias a Dios pude salir al día siguiente, ya dos días después cerraron las fronteras allá.

¿Qué planes tienes ahora de cara al 2022 que se aproxima?

– Los músicos tenemos planes siempre, desde lo artístico hasta lo más académico. Por ahora gestiono algunos trabajos aquí y en USA, pero nada concreto aún.

¿Cómo te ha ido en temas económicos y premiaciones?

– Luego de terminar hace pocos años mi magíster en la U. de Wisconsin, en Milwaukee, a la que representé hace poco en el concurso ‘Johann Sebastián Bach’, de Tokio, obtuve el primer premio, US $3.000 en efectivo y una guitarra avaluada en US$5.000 de un famoso luthier chino, es mucho mejor que la que yo tenía. Luego obtuve medalla de Plata en Juárez, Montreal y Florida.

¿Dónde te presentas cuando visitas Chile?

– Nunca olvido mis orígenes, y por eso cuando vengo de vacaciones toco todas las semanas en las Termas del Corazón, en San Esteban donde nací. Toco en esas Termas desde mis 13 años, y valoro mucho la invitación de la jefa de las Termas, Victoria Bianchini, quien es una de las personas que más han hecho por el arte en San Esteban, de hecho, me apoyó cuando le propuse que invitara también a un flautista más joven que yo y muy talentoso, Nicolás Cuevas.

Tu padre te enseñó a tocar guitarra, ¿qué le dice hoy su padre?

– Mi papá tiene 64 años y todavía es vendedor ambulante. Siempre ha sido un pilar fundamental para mí, tenemos un lazo emocional muy fuerte con él y con mi hermano Jesús.

Roberto González Short

ALUMNO SUPERA AL MAESTRO.- Aprendió a tocar la guitarra gracias a su padre Sergio, a sus 9 años de edad, él practicaba guitarra como aficionado y asistía a la Parroquia de San Esteban.
ALUMNO SUPERA AL MAESTRO.- Aprendió a tocar la guitarra gracias a su padre Sergio, a sus 9 años de edad, él practicaba guitarra como aficionado y asistía a la Parroquia de San Esteban.