Este domingo sepultaron a Boris Vásquez Tapia en el Cementerio Municipal

3644

Vivió 20 años postrado sin poder abrazar a su familia, pero consciente:

  • Todo Aconcagua y más allá participó amorosamente en este Viacrucis humanitario. Su madre, Elvira Tapia, se mostró agradecida y profundamente afectada.

Una noticia fuera de serie, de esas que nos hacen sentir sentimientos encontrados, de esas que nos impulsa a formular preguntas a Dios posiblemente. Se trata del dramático mundo en el que vivió un ex colectivero sanfelipeño desde el año 2002 cuando sufriera un accidente en su motocicleta y quedara en estado vegetal producto de las operaciones posteriores a su accidente. Hablamos de Boris Vásquez Tapia, quien murió este viernes a las 13:30 horas, luego que su atrofiado cuerpo no resistiera más el dolor de su piel en llagas ni el inexplicable destino.

Veinte años postrado, sin poder hablar, sin poder abrazar a sus hijos Bryan y Andrea, o a su esposa Lorena, dos décadas sin poder hablarle a sus padres, Boris y Elvira, quienes se partieron el alma atendiéndole con abnegado amor. Fuese su vida o ahora en su muerte, pensar en Boris Vásquez es doloroso, porque él, siendo un joven sano, responsable y sin vicios, cargó con una cruz desproporcionada a las dimensiones del Juicio Humano, una injusta cruz.

Pero este drama humano no solamente Boris y su familia lo vivieron, miles de nuestros lectores a lo largo del país también fueron tocados por su historia, cada vez que en Diario El Trabajo publicamos o actualizamos su historia para solicitar apoyo económico o con recursos para sus cuidados, ellos, nuestros lectores, se hacían sentir con Lukatones, con pañales, cremas, vendas y productos caros para su alimentación.

Nuestro amigo Boris perdió todo lo que tenía. En agosto de 2021 su padre Boris también falleció. Elvira Tapia, su madre y ex reportera de Diario El Trabajo, quedó devastada. Hubo momentos en que ella, siendo adulta mayor, no soportaba ver todos los días a su amado hijo postrado en una cama sin poder hablar, pues aunque él estuvo muy consciente, no podía caminar o expresar sus deseos.

FUE UN VERDADERO CALVARIO

Así vivió este drama doña Elvira, cada vez que solicitó ayuda a la gente fue porque ya no podía más: «Ya son muchos años de sufrimiento los que mi hijo lleva en esa cama, he vendido todo lo que tenía para que mi hijo esté aseado y bien alimentado, debo casi los $8 millones entre una cooperativa y otras entidades financieras, vendí la propiedad que tenía y ahora vivimos en casa de una de mis hijas. Quiero hacer un llamado a las autoridades y a los vecinos del valle, para que me auxilien en esta situación; en el Hospital San Camilo hasta los apósitos para las curaciones de mi hijo me han quitado ya. En leche Ensure son $120.000 por mes», comentaba la angustiada madre en varias ocasiones cuando pedía ayuda.

MADRE AGRADECIDA

El Responso y funerales de Boris, nacido el miércoles 10 de julio de 1968, se realizaron en su casa de habitación en La Santita, y sus restos mortales ya descansan en la bóveda familiar en el Cementerio Municipal de San Felipe, en Almendral.

Importante señalar que tanto la esposa y los hijos de Boris Vásquez, estuvieron también apoyando a Elvira Tapia en este tiempo tan angustiante.

«Quiero con todo mi corazón dar las infinitas gracias a tantas personas que auxiliaron a mi hijo durante estos 20 años de sufrimiento, a cada uno que donó una lukita; a quienes llegaron desde Santiago, una familia entera llegó a mi casa, con pañales y productos para el Boris; a Diario El Trabajo; al personal de salud de los Cesfam, del Hospital, a tanta gente hoy le doy las gracias», comentó Elvira visiblemente emocionada.

Todo el personal administrativo, periodístico y gerencial de Diario El Trabajo hoy nos unimos al sentimiento de dolor de esta emblemática familia, la familia de Boris Vásquez, quien finalmente está descansando ya alejado de sus heridas, sus penas y limitaciones físicas. ¡Descansa en Paz amigo Boris!

Roberto González Short

Este viernes falleció Boris Vásquez Tapia, quien se encontraba postrado desde el año 2002 cuando sufriera un accidente en su motocicleta. En la imagen de archivo, junto a sus padres Boris y Elvira.
Este viernes falleció Boris Vásquez Tapia, quien se encontraba postrado desde el año 2002 cuando sufriera un accidente en su motocicleta. En la imagen de archivo, junto a sus padres Boris y Elvira.
Elvira Tapia, madre de Boris, se encuentra de-vastada. Aún así agradeció a todos quienes la ayudaron durante estos largos 20 años. (Foto archivo)
Elvira Tapia, madre de Boris, se encuentra de-vastada. Aún así agradeció a todos quienes la ayudaron durante estos largos 20 años. (Foto archivo)
Boris Vásquez Tapia descansa por fin en paz.
Boris Vásquez Tapia descansa por fin en paz.