Dilatado por problemas de aforo:

  • Son diez los acusados y siete los defensores, además del fiscal y los funcionarios del tribunal y de Gendarmería.

Después de varios intentos de realizar el juicio oral, el cual se había suspendido primero por la pandemia y por la gran cantidad de personas que tienen que participar en este juicio, finalmente este viernes 27 de agosto se debiera dar inicio al proceso contra los acusados por el cinematográfico asalto a la sucursal del Serviestado ubicada en calle Santo Domingo, en pleno centro de San Felipe.

El fiscal a cargo de este caso, Benjamín Santibáñez Contreras, tiene toda la fe del mundo en que se pueda realizar y no ocurra algo de última hora que dé pie a una suspensión nuevamente. Eso se va a saber el mismo día en la audiencia, donde debiera cumplirse con todas las medidas sanitarias.

Recalcar que en este juicio son diez acusados, siete defensores, más los funcionarios del tribunal, personal de Gendarmería y el fiscal.

«Por el aforo que impone la Autoridad Sanitaria no se podía cumplir en el Tribunal. Por lo tanto, se fue reagendando en reiteradas oportunidades hasta que se llegó a la resolución que este parte el 27 de agosto, es decir este viernes en principio, o sea tenemos que ver que se inicie la audiencia, si se dan las condiciones para realizar el juicio; es decir, si llegan todos los acusados, los defensores, etc. Son situaciones que recién las vamos a conocer ese día, pero tenemos toda la fe que este juicio sí se va a iniciar este día (viernes) y el Tribunal lo tiene programado para alrededor de tres semanas de duración. Toda vez que son una gran cantidad de testigos, peritos, mucha prueba es la que hay que rendir», señaló Benjamín Santibáñez Contreras, fiscal a cargo.

El persecutor recordó que este fue un delito que causó bastante alarma en la comunidad, «porque nunca se había visto un delito de estas características en la provincia de Aconcagua, es decir un robo a una entidad bancaria en la cual participan directamente, como autores materiales cuatro sujetos; tres que llegan a bordo de un vehículo, que había sido previamente sustraído en la Regón Metropolitana, al cual le lanzan acelerante y después le prenden fuego, y otro sujeto que llegó en una motocicleta, ingresan al banco, reducen al personal del banco y a los clientes y sustraen una suma superior a los 80 millones de pesos, tanto en moneda nacional, dólares americanos y euros, para posteriormente salir del banco y los cuatro sujetos huyen en la misma moto, es decir un conductor y tres pasajeros contra el sentido del tránsito por distintas calles de la ciudad», recuerda.

Enfatiza que cuando se toma conocimiento de estos hechos, se da la instrucción que la Brigada de Robos de la PDI Los Andes comience a realizar las diligencias, «quienes al cabo de un par de meses ya tenían claridad de los partícipes del delito, la forma en que se había cometido, los domicilios. Se hicieron un sinnúmero de diligencias durante mínimo dos meses, el robo fue el 31 de mayo y las órdenes de detención en contra de todos los partícipes, se solicitaron y fueron despachadas en el mes de noviembre, y desde esa fecha hasta el día de hoy quedan seis imputados en prisión preventiva», aseveró el fiscal Santibáñez.

Sobre cómo va a realizarse este juicio que es semipresencial teniendo en cuenta que estamos en pandemia, el fiscal Benjamín Santibáñez explicó que los defensores van a poder conectarse por Zoom. Lo mismo podrán hacer los imputados que están en libertad. Mientras los que están en prisión preventiva tienen que comparecer directamente ante el Tribunal. Al igual que los peritos, testigos y policías.

Se van a adoptar todas las medidas sanitarias pertinentes. Todas las personas que tengan que declarar, lo harán en salas independientes. Porque lo principal es evitar el riesgo de contagio; «¿Se imagina?, sería bastante complejo toda vez que es gente que después tendría que volver a un centro carcelario, arriesgando a los internos también a contagiarse», dice el fiscal.

En cuanto a las penas que va a solicitar como fiscal a cargo del caso, Santibáñez Contreras indicó que se debe analizar varias circunstancias para lo que son las penas: «Nosotros como Ministerio Público estamos proponiendo pena a uno de los autores del delito de robo material, presidio perpetuo, toda vez que él tenía reincidencia específica, es decir había sido condenado anteriormente por un delito de las mismas características; para el resto se están pidiendo entre 15 a 20 años por el delito de robo», indicó.

Además, agregó el fiscal, que hay algunos que no tienen participación material directa, pero sí son autores. A esos se le está pidiendo penas de 10 años y a dos de las mujeres; una como cómplice se le están pidiendo 5 años y otra como encubridora 3 años. También se están pidiendo penas por receptación de los vehículos que posteriormente fueron dañados. Algunos 5 años y otros 3 años y 1 día.

¿Qué se va a mostrar el en juicio?

– Se va a mostrar gran cantidad de videos del momento del robo, cuando llegan e incendian el vehículo, de las cámaras de seguridad particulares y públicas por donde estos sujetos pasan, cámaras de las plazas de peajes, cuando ingresan desde la RM a las 8 de la mañana y posteriormente cuando salen, recorrido de cámaras municipales de San Felipe, Putaendo, Cabildo, La Ligua. Peajes de Las Vegas, El Melón, Lampa. También de acá Los Libertadores, además de un sin número de fotografías respecto a los domicilios, vehículos utilizados, etc. Más todo el personal que estuvo en el Serviestado ese día, se encuentra citado incluyendo al supervisor, a quien agredieron con un arma de fuego y lo apuntan en la cabeza para que abra las cajas de seguridad, también tiene que prestar declaración.

¿El guardia también está imputado o no?

– El guardia también está acusado como autor del delito de robo con violencia e intimidación, y la pena que se está solicitando para él por el delito de robo es presidio mayor en su grado máximo, es decir de 15 y uno (día) a 20 años.

El juicio oral debería durar unas tres semanas, porque hay que acreditar la participación de los acusados, quienes comenzaron a planificar el robo en el mes de febrero de 2017 y lo concretaron el día 31 de mayo a las 11:09 horas. Robo que estaba acordado llevar a cabo a mediados de mayo, pero por problemas de seguridad de ellos se cometió en la fecha por todos conocida.

Respecto al dinero robado, el persecutor informó que fueron recuperados $ 2.800.000.

Recordar que este robo se produjo el día 31 de mayo del 2017.

Fiscal Benjamín Santibáñez Contreras, a cargo del caso.
Fiscal Benjamín Santibáñez Contreras, a cargo del caso.
El auto en que se desplazaban fue incendiado por los mismos delincuentes frente al Serviestado.
El auto en que se desplazaban fue incendiado por los mismos delincuentes frente al Serviestado.