Fue por un corte en la mano y salió con fracturas en órbita de ojo izquierdo

4418

Denuncia mala atención en Servicio de Urgencia:

  • Mecánico dice que le inyectaron algún medicamento estando sentado en la camilla, desmayándose y cayendo al suelo con graves consecuencias.-

Raúl Silva Cortez es un mecánico que el día 17 de enero de este año tuvo un accidente con una galletera o esmeril angular, que le afectó su mano izquierda. Debido a lo anterior se dirigió al Servicio de Urgencia del Hospital San Camilo, donde fue atendido según él de mala manera, con negligencia médica porque durante la atención sufrió una caída desde la camilla producto de un desmayo, que en definitiva le provocó dos fracturas en la órbita de su ojo izquierdo, algo que no fue colocado o informado a sus familiares, situación que lo tiene con fuertes dolores y sin poder trabajar.

«Tuve un accidente particular con una herramienta de trabajo llamado esmeril (galletera) en mi mano izquierda, en el sector de los nudillos y el dedo índice (se veía la articulación) A las 21:05 horas fui atendido por el doctor David Palma Peralta, me revisó mi herida y me dijo que tenía que colocarme una vacuna contra el tétano por el elemento con que me había cortado, para evitar cualquier infección, y posteriormente anestesiarme la zona para colocarme puntos, a lo cual accedí. Entró una enfermera a colocarme la vacuna donde en todo momento estuve sentado en la orilla de la camilla, porque no recibí ninguna orden que debía reclinarme o si esta vacuna tendría algún síntoma que me podría pasar. Luego el doctor procedió  a colocarme la anestesia en la mano, dijo que me iba a doler el pinchazo ya que era justo donde iban los puntos, o arder en último caso. Luego de este procedimiento comencé a sentirme mal e inmediatamente me desmayé, no alcancé a decir nada ya que fue en cosa de segundos y el doctor se había dado vuelta a preparar su campo de trabajo para los puntos», indica.

En este punto se detiene para reiterar que en ningún momento le indicaron sobre algún efecto que le pudiera causar la anestesia ni que se acostara en la camilla, por lo que siguió sentado en la orilla.

Prosigue contando que «luego de recuperar mi conciencia desperté en otro box con un dolor de cabeza súper fuerte, en ningún momento supe cuánto estuve desmayado y con aproximadamente cinco enfermeras; una me veía el pulso, otra la presión, otra enfermera me limpiaba la sangre de mi rostro y por los lugares donde tenía; la tía del aseo limpiando la sangre del suelo y no sabía qué pasaba. Le pregunté al doctor y me informa que había sufrido una lipotimia con una caída desde la camilla, por eso tenía el dolor de cabeza súper fuerte e intenso y el párpado me sangraba, dolores en mis dientes y me decía que me tenía que colocar unos cuatro puntos en el párpado por el corte, y en la mano aún no me colocaba tampoco, el cual había vuelto a sangrar. Luego de colocarme los puntos en la mano y párpado me indica que debían realizarme una resonancia o escáner al cerebro debido al golpe que había sufrido. Otro dato por destacar, yo escuché cuando conversaban las enfermeras a lo lejos y molestaron al doctor diciéndole ‘doctor, para qué bota al paciente’. Lo que ahora no le encuentro la gracia, luego al volver al box el doctor le informa a mi papá todo lo ocurrido y el golpe en la cabeza y le da los resultados del escáner escribiendo en la ficha resultados sin novedad. La enfermera que me llevó a realizarme el escáner me dijo que los resultados estaban en aproximadamente una hora a dos y el doctor en ningún momento más volvió a aparecer ni me indicó qué debía hacer, ni alguna derivación por el golpe en el ojo. Luego entra una enfermera y me da el alta donde tampoco me iban a cubrir los puntos, y mi acompañante les dijo que si me pondrían algún parche, y recién procedió a ponerme algo. Me retiro del hospital con cuatro puntos en la mano, cuatro puntos en mi párpado, el ojo súper morado, con un dolor de cabeza súper fuerte, mareado y dolores en mis dientes, donde me di cuenta que me faltaba un pedacito de una muela», dice Raúl.

SIGUEN DOLORES

Cuenta que al día siguiente, martes 18 de enero de 2022, amaneció nuevamente con los mismos dolores de cuando salió del hospital, «pero ahora el párpado más hinchado que el día lunes, el ojo más morado, dolor intenso, sin tener visión ni poder abrir el ojito y un poco mareado. Hablé con un cercano y le pedí que si podía conseguirme los resultados de mi escáner, la cual me ayudó y los consiguió, donde se señala en el informe que tengo dos fracturas, una en el piso orbital, el cual en ningún momento la noche de ayer (lunes) fue señalado ni informado a mis acompañantes, y otra en la pared del senomaxilar, que gracias a este cercano me pude enterar de esta falta gravísima», dice Raúl.

Lamentándose de lo vivido nos comenta que él no entiende cómo puede ser tan mala la atención de este Servicio de Urgencia; «que por un corte salga con una fractura en mi órbita izquierda y el senomaxilar, por una negligencia de este doctor y no informarme dichas fractura en el momento, que no haya seguido en observación, o que haya habido una derivación por haber  tenido un golpe ocular, que no sigan los protocolos establecidos por este centro de salud, las indicaciones que se deben dar o contraindicaciones de algún elemento o líquido externo que te puede dar en tu cuerpo, ya que no todos los cuerpos son iguales y todos tenemos una reacción diferente, pero lo que más da qué hablar es que si no tuviera algún cercano trabajando ahí u otra persona o paciente se hubiera ido con una fractura orbital no informada o puede haber sido peor con  una secuela grave en su cabeza o cerebro», señala.

Asimila que ahora tendrá una recuperación mucho más larga, «no he recibido ninguna ayuda de parte de este hospital, ni siquiera por el reclamo que se hizo, quizás a cuántas personas les ha pasado algo similar y siguen callando, guardándose todo para uno al no ser considerado ni escuchado por parte de los encargados, jefes, director y mayores de este lugar. No sé quién será, quién ve todos estos reclamos y qué harán al respecto, porque hay tantos casos que no se han dado a conocer. Que después de una foto subida en los mismos comentarios sigan exponiendo diferentes casos ocurridos en estos días. Que rabia que no sean empáticos con la gente y no den alguna solución a estas personas que no tienen para optar a una salud más digna», finaliza.

SERVICIO DE SALUD

De esta denuncia se informó al departamento de Comunicaciones del Servicio de Salud Aconcagua, indicando que estaban en conocimiento y que verían el caso para enviar una respuesta.

Así mantiene el ojo izquierdo Raúl Silva Cortez.
Así mantiene el ojo izquierdo Raúl Silva Cortez.
El examen donde se indica las fracturas que sufrió el joven en su ojo izquierdo.
El examen donde se indica las fracturas que sufrió el joven en su ojo izquierdo.