Murió padre de jóvenes acusados de agredir a personal de salud

1880

Hoy se efectuarían sus funerales:

La madrugada de este día lunes falleció el padre de los dos jóvenes que fueron detenidos por Carabineros, acusados de haber agredido al personal del Servicio de Urgencia justamente cuando llevaron a su progenitor para que fuera atendido porque no aguantaba más el dolor, producto de un cáncer al colon y vesícula en etapa 4 que lo afectaba. Se trata de Óscar Carrasco Garay, ampliamente conocido en vida por haber trabajado de garzón en el emblemático local ‘El Doménico’ ubicado en Coimas frente a la plaza, y el Club Árabe de calle Prat. Además de haber trabajado de taxista en empresas como Andacollo, Aconcagua y el último tiempo afuera del Santa Isabel.

Su hijo Oscar Gabriel, en conversación con nuestro medio, al margen de confirmar la noticia, dijo que su padre venía con mucho dolor desde hace dos semanas; «de cuando lo llevamos (servicio de urgencia), incluso antes venía con dolor mi viejo y ahora mal, se perdía, no nos reconocía, pero con mucho dolor viéndolo sufrir. Pero ahora ya más tranquilo dentro de todo, que partió, que está descansando», dice.

¿Es un descanso para él y para ustedes como familia también en el fondo que lo veían sufrir?

– O sea sí, descanso en el sentido de verlo sufrir, todo eso, sí.

Esta situación que se vio un poco empañada por los hechos, se ha presentado una querella desde el Hospital San Camilo, ¿qué opinión tienen ustedes como familia de todo eso?

– Mal, porque pucha, lo que hicimos nosotros no era para agravarlo tanto, porque no golpeamos. Nosotros, los que nos conocen, hemos sido peleadores… hemos sido y saben que igual si hubiésemos querido hacer daño pucha… hubiésemos hecho daño, hubiéramos no sé… quebrado nariz, no sé algo más grave, pero fue una trifulca de empujones, de eso, más que empujones, no fue que nosotros fuéramos a golpear, si más ese es el tema, pero yo creo que lo han agrandado mucho.

¿Tu padre estaba consciente, se enteró de toda esta situación que pasaron ustedes?

– Sí. Ahí todavía tenía… y escuché por ahí que él había pedido disculpas por nosotros y él nunca pidió disculpas.

Había un familia, me da la sensación que debe haber sido tu hermana posiblemente, ¿o no?

– Sí, estaba mi hermana.

¿Ella no pidió disculpas tampoco?

– No, ninguno, ninguna, ni mi mamá, nadie pidió disculpas.

Esto es a raíz de lo que aparece en el comunicado del hospital tengo entendido.

– Sí, si nosotros también, yo pregunté porque quizás alguien pidió disculpas, pero nadie, nadie; ahí mi papá todavía tenía uso de la razón y yo le pregunté papá tú fuiste, y dijo no.

Estos últimos días, como dices tú, ¿muy dolorosos, sufriendo, ya no los conocía en estos últimos cuatro, cinco días?

– Sí, como en tres días, había estado bien la semana pasada, lúcido, todo, pero ya en estos últimos tres días mal, mal, con dolor, ya dopado con hartos medicamentos, y ya dormía, cuando despertaba andaba con dolor. Eso sí, él se esforzaba para no ocupar pañales y nada de eso, se esforzaba para llegar al baño siempre con dignidad y que no le vieran, era entereza que tenía mi viejo enorme.

¿El orgullo también de repente puede haber sido?

– Sí, sí, muy orgulloso, y eso que no estaba lúcido, pero no, eso era lo primordial, que nadie le viera, mi mamá nomás que le ayudaba, nosotros le ayudábamos a levantar, o sea caminar al baño, pero ahí ya era mi mamá, nadie más podía verlo.

¿Es un aliciente quizás para ustedes, un gran recuerdo en ese sentido o no?

– Sí, mi viejo de toda la vida fue así y verlo hasta los últimos días, un orgullo enorme que tenemos por mi viejo.

Tú me decías, para que se ubique la gente, lo recuerde, fue por años garzón en ‘El Doménico’ y también en el último tiempo taxista, cuéntanos dónde trabajó, algún recuerdo laboral.

– Trabajó harto tiempo de taxista en los Andacollo y en el Aconcagua, la última vez que estuvo de taxista fue en el supermercado Santa Isabel, ahí estaba fijo.

¿Su vida laboral antes de ser taxista en El Doménico, de garzón, y en el Club Árabe de garzón?

– Sí, en ‘El Doménico’ yo era chico, como de siete años; mi hermano tiene más recuerdos. Ya en el Árabe, pucha él era conocido por harta gente, atendió a muchas personas, igual que uno lo veía afuera conversando siempre, muy recordado y querido. Ha llegado mucha gente y todos recordándolo bien, teniendo un buen recuerdo de él.

¿Alguna reflexión final de todo lo que les ha tocado vivir y de lo que están viviendo?

– Que aprovechen a sus viejos, a todos sus seres queridos (se emociona), ese es como el gran mensaje. Y de lo otro que pasó con mi hermano, pucha, en ese sentido, no nos arrepentimos, porque nos atendieron gracias a Carabineros también, nos atendieron rápido. Por lo menos fue una hora menos de dolor que tuvo.

¿Aprovechar a los padres?

– Sí, a los seres queridos porque uno nunca sabe, esto fue muy rápido, dos meses desde que le detectaron, fue muy rápido. Esa vez que se lo detectaron, fue como si se hubiese detenido el tiempo para nosotros.

¿En ese mismo sentido de inmediato relacionaron cáncer con muerte, como todas las familias, o dijeron ‘chuta’, se nos va a ir el papá?

– O sea dentro de todo después sí, de cómo se dieron las cosas, entró al AUGE con los dolores que tenía, sí, uno igual dice ‘cáncer’ y al tiro es muerte.

Le agradecemos haber conversado con nosotros teniendo en cuenta el momento que están pasando como familia y también por habernos entregado la versión de ellos sobre lo sucedido en el servicio de urgencia del Hospital San Camilo.

Por su parte agradece nuestra preocupación por obtener su versión, «porque al final no fue lo que dijeron ellos, no fue para agrandarlo tanto», concluye.

El velatorio de su padre se está llevando a cabo en Avenida Uno número 166 de Villa Cordillera, está el carrito: «Eso fue lo último en que se desempeñaron mis papás. Tenían un carrito de comida rápida acá, eso fue el último trabajo que tenían los dos ahí, trabajaban los dos», indicó Oscar.

Mientras que sus funerales se llevarán a efecto hoy a las 11:00 horas, después de una misa en la Parroquia Andacollo en Avenida Diego de Almagro.

Acá Oscar junto a su esposa Clara del Carmen Ortiz Roldan paseando juntos.
Acá Oscar junto a su esposa Clara del Carmen Ortiz Roldan paseando juntos.
Oscar Carrasco Garay falleció la madrugada de este lunes, a raíz de padecer cáncer en etapa 4.
Oscar Carrasco Garay falleció la madrugada de este lunes, a raíz de padecer cáncer en etapa 4.