Con dineros del 10% pudo comprar una casa para su familia antes de morir

6468

Fabricante de escobas Julio ‘Pichón’ Montenegro sepultado este martes:

  • Antes de fallecer logró sacar de una media agua a su mujer. Dijo a sus amigos que si compraba la casa para su esposa ya podía morir tranquilo, y murió.

Uno de los personajes más conocido y querido del callejón Las Diucas de Bucalemu, fabricante artesanal de escobas de curahuilla, reparador de zapatos y bicicletas, agricultor, conductor de tractor y padre de dos hijas, se fue para siempre dejando muchas enseñanzas a sus amigos, familiares y vecinos. Nos referimos al conocido JulioPichónMontenegro Palacios, de 65 años de edad, quien falleció este lunes 13 de septiembre a las 13:20 horas a raíz de una Trombosis intestinal.

La muerte de este vecino impactó poderosamente a toda la comunidad de Bucalemu, pues don Julio Montenegro tenía una excelente relación con el vecindario, él era el que reparaba casi todo a los vecinos: pelotas de fútbol, bicicletas, fabricaba hornos y escobas artesanales, era ese buen vecino que apoyaba a todos.

APROVECHÓ SU 10%

Diario El Trabajo habló la mañana de este miércoles con la familia de ‘Pichón’ Montenegro, hablamos con la viuda, Magaly López, quien nos compartió muchas anécdotas de su marido.

«Julio fue el tercero de diez hermanos, era una persona muy alegre, tuvo dos hijas, Angelina con su primera pareja, y Pamela conmigo. Con él viví 40 años, fuimos felices y me siento orgullosa de lo que logramos juntos. Él fue muy querido acá en Bucalemu, una persona humilde, laboraba en el campo y en sus ratos libres se dedicaba a atender y reparar cuanto problema tuvieran los vecinos en el barrio. Él fabricaba escobas, bicicletas, hacía hornos, regaloneaba a los niños del barrio, todo lo que aprendió fue de manera autodidacta, él no cobraba por estos servicios a la gente, aceptaba lo que le dieran y si era así, él igual seguía ayudando a los demás», nos comenta doña Magaly.

¿Por qué le llamaban ‘Pichón’ a su marido?

– Porque, según sabemos la familia, a él le encantaban desde muy niño las palomas, así que un tío suyo le puso ese apodo, a él no le molestaba.

¿Cómo era don Julio con la familia, siempre les cumplió?

– Sí, definitivamente, nosotros vivíamos por años en una media agua, ahora cuando llegó la pandemia y salieron los pagos del 10%, él sacó esa plata y la guardó, la ahorró, y finalmente compró una casa nueva, me compró una casa nueva, claro que nos cumplió a mí y a mi hija Pamela, nos dejó una vivienda digna, lástima que no pudo disfrutarla tanto como se lo merecía. Supe que él decía a sus amigos ‘si con esas platas del 10% logro comprar la casa para mi mujer, podré morir tranquilo’, y bueno, así ocurrió.

VUELA ALTO ‘PICHÓN’

Los funerales de don Julio Montenegro se realizaron en la capilla San José de Rinconada este martes 14 al mediodía, y sus restos mortales ya descansan en el Cementerio Parque de Auco. ‘Pichón’ Montenegro no fumaba ni bebía, fue una persona multifuncional y supo dar ejemplo con acciones, no con palabras. ¡Descanse en Paz querido amigo!

Roberto González Short

Julio ‘Pichón’ Montenegro Palacios, murió a sus 65 años de edad.
Julio ‘Pichón’ Montenegro Palacios, murió a sus 65 años de edad.
HUMILDAD.- Esencialmente don Julio Montenegro fue un ser humano sin poses de nada, supo ser útil a los demás, era muy servicial y nunca fumó ni bebió.
HUMILDAD.- Esencialmente don Julio Montenegro fue un ser humano sin poses de nada, supo ser útil a los demás, era muy servicial y nunca fumó ni bebió.
CUMPLIÓ SU PROMESA.- En esta vieja y maltrecha media agua vivió don Julio con su familia por muchos años, retiró sus ahorros del 10% y cumplió su sueño de dar una vivienda digna a su familia.
CUMPLIÓ SU PROMESA.- En esta vieja y maltrecha media agua vivió don Julio con su familia por muchos años, retiró sus ahorros del 10% y cumplió su sueño de dar una vivienda digna a su familia.
SU CASITA NUEVA.- Así luce el interior de la nueva casa que don Julio Montenegro compró a su mujer días antes de fallecer este lunes.
SU CASITA NUEVA.- Así luce el interior de la nueva casa que don Julio Montenegro compró a su mujer días antes de fallecer este lunes.