Concejo rechaza petición de consulta pública por estacionamientos subterráneos

334
El alcalde Jaime Amar, señaló que ya existe un contrato con la empresa a cargo de los estacionamientos subterráneos, y que no se puede echar pie atrás.

Alcalde Jaime Amar argumenta que fue realizada a destiempo

El Concejo Municipal de San Felipe decidió rechazar la petición que realizara el Comité de Ciudadanos por un San Felipe Transparente, de efectuar una consulta pública para el proyecto de mejoramiento del centro de la comuna y de estacionamientos subterráneos que lleva adelante el municipio.

Así lo confirmó el alcalde Jaime Amar, quien señaló que la decisión de rechazar la petición se adoptó tomando en cuenta varios puntos, entre ellos que fue realizada a destiempo, ya que la Municipalidad ya firmó el contrato con la empresa concesionaria que está a cargo del proyecto, por lo que echar pie atrás sería imposible tanto legal como económicamente.

«Ya los procesos están terminados de parte nuestra, están con escritura pública, con contrato, están con los procesos legales, y retrotraerse es absolutamente imposible legamente, económicamente, porque eso involucraría costos imposibles de solventar de parte del municipio y se pondría en riesgo también, porque significaría que si uno hace un proceso de ese tipo e involucra un endeudamiento millonario al municipio, cualquier Concejal y el Alcalde tendríamos abandono de deberes».

El jefe comunal señaló que frente a esta petición no se da lugar, ya que no habrían antecedentes que la sustenten. Según el argumento entregado por Amar, el Comité de Ciudadanos indica algunos antecedentes, pero que no contarían con un estudio técnico.

«Cuando dice que va a haber problemas en las napas, no hay nada que lo indique; cuando se indican los metros de profundidad, dicen 15 metros y son 6 metros; cuando se indica que hay un tema económico, y las fórmulas de cálculo no permiten ni siquiera hacer una evaluación».

Respecto de esta iniciativa, el Alcalde Amar señaló que hace unos días el municipio recibió una propuesta de anteproyecto, al que se le realizaron algunas modificaciones, y están a la espera de contar en unos 15 días más, con el anteproyecto aprobado, paso con el que se iniciaría el proyecto propiamente tal.

Eso permitiría comenzar a realizar los estudios necesarios, entre los que se cuentan el de medioambiente y de tránsito, por ejemplo.

«Hay un estudio de impacto ambiental, el que tiene que tener una evaluación y tiene que ser aprobado por la CONAMA. Exactamente igual sucede cuando se habla que se van a producir atochamientos, hay una modelación que tiene que ser aprobada, una parte por la seremi de Transporte y otra por la Sectra que es la que modela el tránsito vehicular en las ciudades. Cuando se indica que hay un riesgo de los árboles, también hay un informe de la CONAF y la CONAF tendrá que entregar los informes pertinentes sobre los procedimientos que se van a utilizar en el desarrollo del proyecto».

En total serán alrededor de 18 las instituciones que deberán pronunciarse sobre el proyecto, en distintos aspectos, quienes entregarán los informes que acompañarán la iniciativa.