Violenta manifestación en San Felipe en segundo día de movilización

281
Aunque las manifestaciones se habían desarrollado con normalidad, nuevamente aparecieron las barricadas y el enfrentamiento de encapuchados con Carabineros, trayendo el descontento de la inmensa mayoría que rechaza la violencia.

Un adolescente de 16 años que participaba en las manifestaciones que se realizaron la mañana de este miércoles, fue detenido por Carabineros por desórdenes en el sector de Curimón.

Era la segunda jornada de movilizaciones estudiantiles convocada por la Confech y las escenas de violencia en un sector de la comuna de San Felipe volvieron a aparecer, específicamente en la intersección de las calles Benigno Caldera con Maipú.

La jornada había comenzado tranquilamente, cuando los estudiantes, tanto universitarios como secundarios, comenzaron a reunirse en distintos puntos de la comuna para marchar hacia diferentes sectores.

Los secundarios tenían planificado marchar hacia el sector de Curimón, donde se encontrarían con los estudiantes de la comuna de Los Andes. En ese lugar se reunieron pasadas las 11 de la mañana y aunque varios de los jóvenes llegaron encapuchados, la actividad se realizó con cierta normalidad.

En tanto los universitarios marcharon por las principales calles de la comuna, para llegar hasta la plaza de armas y luego enfilar en dirección a las dependencias de la sede de la Universidad de Playa Ancha.

Hasta esa hora la normalidad reinaba entre los manifestantes, pero todo comenzó a cambiar cerca del medio día, cuando empezaron a aparecer encapuchados armando barricadas en el sector de Benigno Caldera con Maipú, el lugar donde tradicionalmente los manifestantes se han enfrentado con Carabineros.

La situación obligó a cortar el tránsito por el sector, mientras Carabineros se ubicaba cerca de esa intersección para observar los hechos que comenzaban a desarrollar los jóvenes.

Con el pasar de los minutos, los efectivos policiales comenzaron a avanzar para ubicarse en la esquina de Benigno Caldera, siendo atacados con piedras de gran tamaño traídas desde otros lugares, dando cuenta una vez más de una acción organizada con anterioridad por los jóvenes.

Frente a la violencia con que actuaron los encapuchados, Carabineros hizo uso de bombas de humo y lacrimógenas, una de las cuales habría caído en una de las casas del sector. Aunque en principio se habló de que el artefacto había generado un incendio, y por eso se pidió la presencia de Bomberos, los voluntarios que llegaron a la emergencia abandonaron de inmediato el lugar, al parecer debido a que la situación no era tal.

Con el correr de los minutos y debido al continuo accionar de Carabineros, los encapuchados comenzaron a replegarse y finalmente ingresaron a las dependencias de la Upla.

«La intención es evitar situaciones de mayor riesgo, estamos evaluando la posibilidad de ingresar a la universidad, pero estamos analizando los cursos de acción para desarrollar en la mejor forma y más segura las acciones que se están desarrollando», señaló el Prefecto de Aconcagua, Coronel Manuel Letelier.

Finalmente los efectivos policiales no ingresaron a las dependencias, y los estudiantes se mantuvieron al interior de la casa de estudios que mantuvieron tomada desde la madrugada del miércoles.

Según explicó el dirigente Fernando Mora, esta movilización obedecía al llamado a paro nacional realizado por la Confech y alrededor de las 18 horas las dependencias debían ser desalojadas, para que este jueves se retomen las actividades académicas que son de cierre del primer semestre.

Sin embargo el llamado de los dirigentes a los universitarios y secundarios es a no iniciar el segundo semestre y en el caso de los secundarios a paralizar el segundo semestre, «pues consideramos que para el buen desarrollo de las movilizaciones y lograr ejercer una presión real al Gobierno, es necesario hacer este tipo de presión, es necesario paralizar las clases, pues se ha demostrado que con el mismo cierre del primer semestre, que la movilización con clases es un tema que ha promovido el Gobierno y que lamentablemente la Confech no supo responder de forma fuerte y con unidad real, contraponerse a eso y el segundo semestre paralizar de forma efectiva y definitiva».

Si se llega a la instancia de perder el segundo semestre, Mora estima que las movilizaciones estarán más radicalizadas, «por tanto el miedo a lo que puede ser la pérdida del segundo semestre y la pérdida de beneficios ya hablando del segundo semestre, es un tema que nosotros no tenemos mayores inconvenientes con eso».

El vicerrector de la Universidad de Playa Ancha, Oscar Valenzuela, calificó como sorpresiva la toma de las dependencias de la sede, sobre todo, asegura, porque se había estado desarrollando un proceso bastante normal, con acuerdo de los alumnos y de las asambleas de carrera, en el sentido de dar término al primer semestre académico y posteriormente dar curso al segundo semestre.

Este proceso de matrículas ya empezó y hay carreras que están en clases del segundo semestre, mientras que otras concluyen la próxima semana.

«La mayoría de los alumnos están por terminar su año académico y concluirlo, hay muchos de ellos que se han visto afectados por los beneficios que tienen, ya tuvimos un problema cuando las tarjetas de Junaeb para la alimentación habían sido cargadas pero no liberadas para los cobros correspondientes y además está la situación si los alumnos no se matriculan el segundo semestre, dejan de ser alumnos de la universidad, por lo tanto pierden todos sus beneficios».